Arrestado el presunto asesino de una mujer en Las Rozas

Gabriela Toledo, de 31 nacionalidad boliviana, recibió siete puñaladas en su casa de Las Rozas

El equipo de policía judicial de la Guardia Civil de Las Rozas ha detenido a un hombre como el presunto autor de la muerte de Gabriela Toledo, la mujer de 31 años y de origen boliviano que el pasado 29 de junio falleció tras recibir siete puñaladas en su residencia de esta localidad madrileña. De momento, no han confirmado si se trata de su ex compañero, René Andia Rosado, de 39 años y también boliviano, a quien se buscaba como presunto autor de los hechos. Sobre él pesaba una orden de expulsión de España y otra de alejamiento, firmes desde marzo.

Más información
Un hombre con orden de expulsión y de alejamiento mata a su ex novia

Según han confirmado fuentes de la Guardia Civil, el detenido, cuya identidad no ha sido revelada, ya ha pasado a disposición judicial. El crimen ocurrió alrededor de diez de la noche del 29 de junio en el número dos de la calle de Acacias, en el portal donde vivía la víctima con su hijo de 10 años.

Denunciado 24 horas antes

El niño presenció cómo el agresor hirió de muerte a su madre con un puñal, que le clavó repetidamente en el abdomen, y después huyó. La Guardia Civil montó un dispositivo de búsqueda de Andia Rosado, de 39 años, que había amenazado repetidamente con matarla. Tras el crimen, los agentes cerraron los accesos al municipio para detener al hombre pero no le localizaron.

René y Gabriela fueron pareja hasta agosto de 2006, cuando él levantó por el cuello a la joven y la amenazó con un cuchillo. Ella le denunció. Él fue condenado a siete meses de prisión por lesiones en mayo de 2007. La sentencia sustituía ese castigo por la expulsión de España durante 10 años y el alejamiento de su víctima, a la que no podía aproximarse a menos de 500 metros durante dos años. René Andia recurrió sin éxito. La justicia confirmó la sentencia el pasado mes de marzo.

La víctima había denunciado 24 horas antes de su muerte que temía por su vida, ya que su ex novio se había saltado la orden de alejamiento y también reconoció que había mantenido varios encuentros con él. La fallecida llevaba un año en España y trabajaba en un bar de Las Rozas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS