Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Servicio religioso durante las 24 horas en Valencia

Diferentes iglesias participan en una iniciativa para reivindicar la iglesia como un espacio para el encuentro y la oración personal

La parroquia San Francisco de Asis de Cullera (Valencia) ha decidido ampliar sus servicios con motivo de su 25 aniversario y, desde el pasado 1 de julio, es posible acudir a la iglesia las 24 horas del día. Desde el Arzobispado valenciano han informado de que entre los visitantes figuran "numerosos turistas, además de los fieles, que acuden fundamentalmente de 16 a 23 horas".

La iniciativa se encuentra dentro de un proyecto de apertura de templos 24 horas, impulsada por la parroquia Natividad de Nuestra Señora de Burjassot y su párroco Miguel Angel Vives, que abrió el pasado mes enero y diferentes templos valencianos han ido cogiendo el relevo. El próximo día 31, representantes del templo de Cullera pasarán el testigo a la ermita de San Sebastián en Vallada.

El párroco de la parroquia, Juan Carlos Alemany, ha indicado que lo que pretenden es "reivindicar la iglesia como un espacio para la oración personal. Un lugar de encuentro, de silencio y de oración que no se cierra cuando ya no hay más celebraciones, sino al que cualquiera se puede acercar para encontrarse con Dios".

El servicio 24 horas es atendido por un centenar de voluntarios, entre ellos feligreses, vecinos y veraneantes, que ayudan en la actualidad en la parroquia San Francisco de Asís en los turnos que han diseñado para atender el templo.

Según el párroco "abrir las 24 horas ofrece diversidad de posibilidades para los fieles y fomenta el acercamiento de muchos de ellos. Pasada la medianoche, el templo registra mayor tranquilidad pero las visitas son constantes, como un goteo, incluso a las cinco o seis de la madrugada", aseguró el párroco. Por la mañana, a las 08.00 horas, hay rezo de laudes, durante el día rezo del Rosario, y los jueves de 10.00 a 12.00 horas se celebra la Exposición del Santísimo.

Los voluntarios, que trabajan principalmente como ujieres, tendiendo la puerta, guiando e informando a los fieles, realizan turnos para cubrir las 24 horas. De igual forma, coordinan un libro de experiencias en el que los visitantes reflejan mensajes fe agradecimiento así como oraciones por las familias, por las vocaciones, de acción de gracias y de búsqueda de la fe.