Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atasco en la A-1 y la A-4 por la huelga de transportes

La Policía evita que un grupo de piquetes corte la entrada de Mercamadrid.- El 15% de las gasolineras están desabastecidas, según la patronal del sector

Las carreteras madrileñas sumaban 12 kilómetros de atascos a última hora de la tarde a causa de los cortes y protestas realizadas por los transportistas por la huelga por el aumento de los precios de los carburantes, según ha informado un portavoz de la Dirección General de Tráfico (DGT). Lo peor de la tarde estaba en la autovía de Burgos (A-1) y la de Andalucía A-4, mientras que por la mañana eran la la M-40 y la A-1 y de A Coruña (A-6).

La huelga convocada por la Federación de Asociaciones del Transporte de Mercancías contra la subida de precio del carburante ha complicado durante todo el día la circulación en Madrid. A las 19.30, la A-1 presentaba cinco kilómetros de retenciones a la altura del municipio de Alcobendas, de los cuales tres eran sentido Madrid (del kilómetro 13 al 16) y dos sentido salida (del 11 al 13). Por su parte, la A-4 sumaba a la misma hora siete kilómetros de circulación lenta provocada por el lento tránsito de decenas camiones a la altura de Pinto, desde el kilómetro 19 al 22 sentido salida, y a la altura de Valdemoro entre los kilómetros 23 y 29 sentido Madrid. Las carreteras madrileñas iniciaron la jornada con 20 kilómetros de retenciones en la A-1, A-6 y en la carretera de circunvalación M-40, situación que se vio agravada por la lluvia.

Así, a las 11.30 la carretera de Burgos registraba circulación difícil entre los kilómetros 13 y 16, en Alcobendas y La carretera de La Coruña también presentaba tráfico intenso en Torrelodones. La peor parte se la llevó la M-40, que registraba a las 11.45 retenciones entre los kilómetros 11 y 23, entre Villaverde y Hortaleza, en la zona cercana a Mercamadrid. El atasco ha sido provocado por el lento tránsito de decenas camiones. De madrugada, la Policía Nacional ha evitado, entre las cuatro y media y las cinco de la mañana, que un grupo de piquetes de transportistas cortara la entrada de Mercamadrid desde la M-40. En un primer momento los agentes de la Guardia Civil han intentado disuadir a los manifestantes pero, debido a la persistencia de los piquetes, han tenido que pedir refuerzos a la Policía Nacional. La llegada de los antidisturbios, que no han llegado a intervenir, ha disuadido a los piquetes.

Los supermercados, abastecidos

Mercamadrid registra hoy poca actividad y no prevé para los próximos días problemas de desabastecimiento de carne, pescado, frutas y hortalizas por el acopio que se hizo la semana pasada. La huelga afecta hoy a las más de 40 empresas del Mercado Central de Carnes, cuya portavoz, Mari Ángeles Goizueta, ha dicho que "todos" sus camiones "están parados". Ha asegurado que, hasta el mediodía, la jornada ha discurrido "sin incidentes" y que el mercado de carnes se encuentra abastecido "en un porcentaje muy alto". Desde la Asociación de Mayoristas de Frutas y Hortalizas, su gerente, Luis Alberto Carrión, ha subrayado que la "inactividad" reina hoy en Mercamadrid al coincidir el paro de los transportistas con una jornada de lunes en la que, habitualmente, hay escasa actividad comercial.

Por otro lado, la psicosis generada por la huelga ha llevado a los madrileños a llenar hasta los topes el depósito de sus coches. Ayer, en muchas gasolineras las colas eran la nota dominante. El presidente de la patronal de los empresarios de las gasolineras de la Comunidad de Madrid, Antonio Onieva, ha informado de que en estos momentos el 15% de las gasolineras de la Comunidad de Madrid se encuentra desabastecida. Onieva ha explicado que el ritmo de suministro de combustible a los consumidores es mucho mayor que el ritmo de abastecimiento a la propia gasolinera y ha vaticinado que, si el volumen de usuarios que acude a repostar por precaución no desciende, el número de gasolineras desabastecidas en la Comunidad de Madrid ascenderá al 40% esta noche. El presidente de la patronal no ha precisado cuáles son las estaciones de servicio con problemas de abastecimiento, aunque ha dicho que son las que tienen menos capacidad de almacenamiento.

Según Onieva, muchos consumidores han decidido acudir a las estaciones de servicio y repostar más combustible de lo normal ante el temor a quedarse sin combustible en los próximos días por el paro del transporte. Los hipermercados y supermercados mantienen por ahora sus lineales con productos, en gran medida por el mayor acopio de suministros que hicieron ante la convocatoria de la huelga de transportistas. A la huelga están llamadas 12.406 empresas de transporte de mercancías en la Comunidad de Madrid. Dentro de estas empresas, se verán afectados más de 28.300 vehículos pesados, que transportan tanto a escala nacional como local, y alrededor de 13.300 vehículos ligeros. Ambos tipos de transporte empiezan hoy una huelga que los trabajadores no cesarán hasta que el Ejecutivo central "busque soluciones a sus problemas", según los convocantes.