Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez Pedraz imputa a un alcalde del PNV por mantener el nombre de un etarra en una plaza

En la localidad vizcaína de Arrigorriaga, la plaza en la que está el Ayuntamiento se llama Argala

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz tomará declaración "en calidad de imputado" al alcalde de la localidad vizcaína de Arrigorriaga, Alberto Ruiz de Azúa, del PNV, tras la querella presentada por la asociación Dignidad y Justicia por enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas debido a que en el municipio hay una plaza que lleva el nombre del miembro de ETA José Miguel Beñaran, alias Argala, que murió asesinado en Francia en 1978.

Argala, natural de este municipio de 12.300 habitantes, participó en el atentado en el que murió el almirante Luis Carrero Blanco, entonces presidente del Gobierno. Argala fue asesinado en 1978 en Anglet (Francia) por el grupo de ultraderecha Batallón Vasco-Español. Entonces, la corporación local de Arrigorriaga puso su nombre a la plaza principal del municipio.

El magistrado ha tomado esta decisión después de que la Sala de lo Penal le obligara el 14 de mayo a admitir a trámite la demanda que él mismo había archivado porque consideró que poner el nombre de una avenida, calle o plaza "es una decisión puramente administrativa que compete al Ayuntamiento respectivo".

El alcalde de Arrigorriaga ha expresado su "absoluto respeto" a las decisiones judiciales y ha dicho que presentará al juez el acuerdo plenario de noviembre de 1979 por el que el Ayuntamiento aprobó por unanimidad dedicar una plaza al etarra Argala. Ruiz de Azúa ha recordado que él es alcalde desde 1999, por lo que la corporación que preside no aprobó esta denominación. El nombre fue decidido en un pleno en el que un Ayuntamiento representado entonces por el Partido Comunista, el PSOE, Herri Batasuna y el PNV respaldó por unanimidad el cambio de denominación de una decena de calles y vías públicas, entre ellas la de la plaza Argala.

El regidor no irá a la Audiencia Nacional

En el auto, el juez especifica que la toma de declaración se producirá "por exhorto", es decir, a través de un Juzgado del País Vasco, lo que evitará que el primer edil tenga que desplazarse a la Audiencia Nacional. Además, Pedraz pide en su escrito al Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil y la Ertzaintza que corroboren "la militancia en ETA" de Argala y comprueben si existen más calles o monumentos dedicados a etarras en la localidad, "bien sea vivos o muertos".

El juez solicita también al Ayuntamiento de Arrigorriaga que acredite si la plaza en la que se ubica el consistorio continúa llamándose Plaza Argala o que informe si se ha retirado la placa con el nombre.

La consideración como delito de enaltecimiento del terrorismo por mantener calles dedicadas a etarras en un municipio ha provocado resoluciones opuestas en dos secciones de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que han ordenado, respectivamente, archivar y dar trámite a dos querellas similares.

Así, el juez Fernando Grande-Marlaska ha citado a declarar para el 2 de junio a la alcaldesa de Hernani (Guipúzcoa), Marian Beitialarrangoitia, de Acción Nacionalista Vasca (ANV) por un parque dedicado al etarra José Manuel Aristimuño, Pana. El mismo juez se declaró competente en abril para investigar la querella contra la alcaldesa de Zizurkil (Guipúzcoa), María Ángeles Lazcano (PNV), por dos plazas dedicadas a los etarras José Luis Geresta Mújika, Totto, y Joseba Arregui.