El abogado del 'sheriff' renuncia a defenderle por motivos personales

La juez de Coslada dicta prisión preventiva para 11 de los 13 policías detenidos.- Dos imputados salen de la cárcel tras depositar la fianza

El abogado del oficial jefe de la Policía Local de Coslada, Ginés Jiménez, renunciará en las próximas horas a defender a su cliente. Según fuentes jurídicas, el letrado alega "motivos personales" que le impiden continuar con su representación legal, apenas unas horas después de que la juez de Instrucción número 1 de Coslada, María de las Nieves Martínez, ordenara el ingreso en prisión preventiva de Jiménez sin fianza junto a otros diez agentes implicados en la Operación Bloque.

A última hora de la tarde, José Andrés Díaz Herrera ha explicado que deja el caso "por un tema familiar" y no por razones profesionales.

Más información
Habla uno de los agentes de la Policía Local que sufrió la venganza de Ginés Jiménez
La juez envía a prisión a los 13 policías detenidos en Coslada (Madrid)
8.000 euros de menos en un botín de 35.000
Jiménez retrasaba la entrega al juzgado de las denuncias policiales

Para enviarlos a prisión, la titular del juzgado tuvo en cuenta varios hechos recogidos en la Ley de Enjuiciamiento Criminal para firmar el auto de ingreso en prisión. En concreto, valoró el riesgo de fuga de los imputados y la posibilidad de que alteraran las pruebas del caso si eran puestos en libertad. También mantuvo un criterio que ha sido rechazado de manera reiterada por la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, como es la alarma social creada por los delitos cometidos por los imputados. Los letrados anunciaron que recurrirán el auto en las próximas 72 horas ante el titular del juzgado número 21 de plaza de Castilla, que es el que instruye el caso de la supuesta trama de corrupción y mafia dentro de la Policía Local de Coslada.

Al supuesto líder de la red corrupta policial se le imputan delitos de extorsión, amenazas, prevaricación, cohecho y tenencia y depósito de armas. Al contrario que al resto de los imputados, la juez no le imputa por asociación ilícita al considerar que está fuera del denominado El Bloque, como se denominaban así mismos una parte de los agentes locales investigados por su supuesta vinculación a la trama. Pese a renunciar a su defensa, Díez Herrera cree en la inocencia de su defendido y se queja de que la juez haya basado su solicitud de prisión en la alarma social creada por el caso, iniciado a raíz de las denuncias de unas prostitutas de origen rumano en el marco de la investigación a una mafia rumana por trata de blancas.

Al conocer la decisión de la juez, Díez manifestó el lunes a los medios congregados en la puerta de acceso a los Juzgados de Coslada que su cliente estaba "destrozado" y que era "consciente" de lo que se le venía encima. Ginés Jiménez y otros 12 agentes abandonaron las dependencias judiciales pasada la medianoche en furgones policiales las dependencias judiciales con dirección al módulo ocho de la prisión de Alcalá Meco, el reservado a los policías. Junto a los autos de prisión, la juez de Coslada emitió el lunes por la noche un auto en el que se inhibía a favor del titular del Juzgado número 21 de Madrid, Eduardo Cruz Torres, que instruye el caso a raíz de un investigación de la Brigada de Policía Judicial. Según los abogados, el magistrado dispone de abundantes pruebas incriminatorias contra los imputados, tales como vídeos, testigos protegidos, seguimientos, y la documentación incautada en los diferentes registros realizados.

La juez impuso una fianza de 6.000 y 12.000 euros, respectivamente, para David M.G y Pedro P.F., los únicos dos agentes que no han sido enviados aún a prisión. Ambos la han depositado esta tarde y no han hecho declaraciones.

Con los 11 enviados anoche a prisión por la juez, son ya 13 los policías locales de Coslada que están en prisión preventiva. El juez de guardia de Madrid ya mandó a prisión la tarde del domingo al antiguo conductor de Ginés Jiménez, apellidado Saramago, y a un agente que fue puesto en libertad el pasado viernes, pero que los testimonios de algunos imputados y las denuncias recibidas supusieron que, presuntamente, estaba implicado en un número más alto de delitos.

La jornada en los juzgados de Coslada comenzó a las diez de la mañana para continuar tomando declaración a siete de los 13 detenidos a los que no dio tiempo de interrogar el pasado domingo. La juez y la fiscal preguntaron a los acusados por su implicación en multitud de delitos, asociación ilícita para delinquir, amenazas, delitos contra la Administración pública y contra la libertad sexual, entre otros. El primero en pasar ante la juez fue Jiménez Buendía, cuya presencia ante el juez no duró más de 20 minutos. Su abogado pidió su puesta en libertad sin fianza. El resto de los acusados fue pasando ante la juez de tres en tres.

Interrogatorios

El proceso judicial fue muy largo, ya que la juez y la fiscal hicieron preguntas muy precisas a los inculpados. Eso no evitó que hubiera queja de algunos abogados, que vieron excesivo el número de delitos y las pruebas que había contra ellos. Los letrados negaron que los policías llevaran tatuados una B (en referencia a El Bloque, los agentes del turno de noche que estaban, supuestamente, a las órdenes de Ginés Jiménez) o el número de placa en el cuerpo. Tan sólo uno lleva esta letra inicial y otro, su número de placa. "No es un rasgo identificativo, como están diciendo por ahí", añadió un abogado.

Uno de los agentes fue interrogado por la desaparición de 8.000 euros de un botín de 35.000 recuperado en el atraco a un supermercado de la localidad. Tres de ellos reconocieron que ese dinero había sido sustraído. También reconocieron que se habían quedado con parte de un alijo de marihuana. Argumentaron que se quedaron "con una caja" para uso personal en una orgía, sin darle mayor importancia, según fuentes judiciales. Respecto al abuso de prostitutas, mantuvieron en todo momento que no era un delito acostarse con una mujer si ésta accedía y, sobre todo, si lo hacían fuera de su horario de trabajo y sin uniforme. Uno confirmó que sí mantuvo una relación sexual con una meretriz en un coche patrulla, pero añadió que se trataba de "un hecho ocasional".

Un policía  procede a leer la lista de los abogados defensores de los agentes detenidos por corrupción.
Un policía procede a leer la lista de los abogados defensores de los agentes detenidos por corrupción.EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS