Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El periódico que habríamos hecho el 3 de mayo de 1808

Los diarios de tirada nacional ofrecen su visión de la revuelta popular en un especial para la muestra 'Madrid, 2 de mayo 1808-2008, un pueblo, una nación'

Gran parte de los diarios de diarios de tirada nacional, entre ellos ABC, El Mundo, La Razón y el propio EL PAÍS han aceptado el reto propuesto por el escritor Arturo Pérez-Reverte y han elaborado una tirada especial de sus respectivos periódicos con los titulares que hubieran escrito de haber vivido el 3 de mayo de 1808, tras el alzamiento popular contra el Ejército de Napoleón.

Pérez-Reverte, comisario de la muestra Madrid, 2 de mayo 1808-2008, un pueblo, una nación en el Centro Arte Canal, se guardó esta "sorpresa" para la presentación de la muestra.

El escritor indicó que hace unas semanas se pidió a estos cuatro diarios de tirada nacional un número especial que hubiera podido salir a la calle el 3 de mayo de 1808 y que ha tenido "una respuesta entusiasta y generosa".

Destacó la labor periodística realizada por los cuatro periódicos "con un humor sutil e inteligente, sin que falten las interpretaciones de cada medio con crónicas de corresponsales en Londres o en Bayona e incluso con viñetas de Mingote, Gallego y Rey o Forges.

En esas ediciones especiales, fechadas el 3 de mayo de 1808, ABC titula en portada "Por el Rey, por España", con un antetítulo que reza: "El pueblo madrileño se alza en armas contra el invasor francés". El Mundo informa de que "Madrid se levanta contra la ignominia francesa" y de que "Murat se cobra 200 muertos", acompañado editorial "El pueblo llano planta cara de manera heroica al invasor".

La Razón incluye un único titular, "Madrid se subleva. Los franceses tratan de ahogar a sangre y fuego el grito de libertad". EL PAÍS titula, a cinco columnas, el titular "Madrid se subleva contra Napoleón", firmado desde la montaña del Príncipe Pío donde se produjeron los fusilamientos, y el editorial "¡Contra la invasión!". A modo de fotografías, usa los cuadros de la época, e incluso ofrece al lector una infografía de los combates, usando un mapa del Madrid de hace dos siglos.