Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de médicos se manifiestan contra la creación masiva de plazas

Las concentraciones de "batas blancas" se han celebrado en todo el país

Centenares de estudiantes de Medicina, apoyados por docentes y profesionales de la salud, han realizado concentraciones de "batas blancas" en Madrid y en todo el país, para protestar por la creación "a granel" de facultades y plazas con que las autoridades sanitarias pretenden paliar el déficit de médicos.

Las protestas, convocadas por el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), han sido un "éxito" al haber sido "mayoritariamente respaldadas", según ha declarado el portavoz de este colectivo, Lucas de Toca. Bajo el lema No más médicos en lata los jóvenes protestaron con silbatos y tambores, y pidieron con pancartas un "estudio riguroso sobre las necesidades del sector", ya que consideran que no faltan médicos en España sino que están mal repartidos.

Para corregir la situación, los manifestantes han solicitado un registro de facultativos y de las especialidades en que trabajan, además de la celebración de de una reunión entre universidades, organizaciones profesionales y científicas, Sanidad, Educación y Ciencia e Innovación, junto con sus respectivas consejerías autonómicas. Las concentraciones, celebradas a distintas horas del día, han tenido lugar en Andalucía, País Vasco, Madrid, Cataluña, Andalucía, Extremadura, Murcia, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, Comunidad Valenciana, Castilla y León y Aragón.

En un manifiesto, el CEEM ha denunciado la "masificación" de los hospitales por estudiantes de las nuevas universidades, a la hora de realizar las prácticas, supondrá "una merma importante de la calidad de la formación". Los manifestantes rechazan la creación de unas catorce facultades nuevas en el país, siete de ellas privadas -pasando de las 28 actuales a 42-, así como el aumento en un 40 por ciento de las plazas de médicos en cinco años. Achacan a las malas condiciones laborales de esta profesión el que muchos médicos españoles terminen por no ejercer y el que otros tantos opten por emigrar, mientras que se homologan títulos extranjeros.

Según el documento, la creación indiscriminada de nuevas plazas y facultades acarreará, la "pérdida de calidad" del sistema junto con "la reaparición del subempleo y el paro médico". Los estudiantes estuvieron respaldados por representantes de la Organización Médica Colegial (OMC), la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina Españolas y la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), entre otras agrupaciones.