Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España envía un avión de vigilancia a la zona del pesquero secuestrado

El embajador español en Kenia llega a Mogadiscio para negociar la liberación de los pescadores

España ha enviado un avión de vigilancia a la zona en la que se encuentra secuestrado desde el pasado domingo el pesquero Playa de Bakio. El Gobierno ha informado de esta iniciativa en el sexto comunicado oficial emitido desde el secuestro de los 26 tripulantes -13 españoles- de la embarcación por piratas somalíes.

El Ejecutivo ha explicado que ha enviado a Yibuti un avión de reconocimiento con capacidad de vigilancia y control de los autores del secuestro. El atunero con sede en Bermeo está fondeado frente a la costa de Somalia.

El embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, ha llegado a Somalia para negociar la liberación de los tripulantes del pesquero. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha confirmado que el diplomático se encuentra en el país africano, donde se pondrá al frente de las gestiones para buscar una salida a la crisis. Además, la fragata de la Armada Méndez Núñez se encuentra a "unas horas de navegación" de aguas de Somalia.

Moratinos ha indicado, en declaraciones a TVE, que es necesario enviar "un mensaje de firmeza" a los piratas y "de seguridad" a las familias de los pescadores, pero ha preferido no dar plazos para una posible liberación. El ministro ha expresado su confianza en que la operación pueda resolverse "de forma satisfactoria". Martín Cinto ha llegado a Mogadiscio con el objetivo de estar en contacto con las autoridades de Somalia y establecer el marco para iniciar la negociación, según el titular de Exteriores. "Por el momento, los secuestradores no han hecho ninguna oferta, no sabemos lo que quieren; primero hay que escuchar", ha afirmado Moratinos.

Además, el ministro ha agradecido el apoyo y margen de maniobra dado por el PP y el PNV en el asunto. Moratinos ha agradecido los apoyos públicos de solidaridad "no sólo políticos, sino también prácticos" recibidos de organismos internacionales y otros países, que se han mostrado dispuestos a compartir información militar y de inteligencia.

Iniciativa en la ONU

Además, el Gobierno español ha intensificado los contactos con los países con influencia en la zona donde fue secuestrado el atunero vasco, principalmente Francia y EE UU. Moratinos ha subrayado que el Gobierno español apoya la iniciativa de Francia, Estados Unidos y Reino Unido que permitirá entrar en aguas de otros países países para combatir la piratería. El ministro ha explicado además que ha recibido instrucciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de lanzar una iniciativa en el seno de Naciones Unidas para "establecer un mecanismo de control y seguimiento conjunto" de las aguas donde actúan los piratas. El Ejecutivo defiende que se impulse en la ONU "un potente y eficaz sistema colectivo de seguridad" en el océano Índico.

Además de la fragata, un equipo de buceadores de combate y especialistas de la Marina llegará a la zona por si se necesitara emplear una solución de fuerza.

La casa armadora del Playa de Bakio ha tranquilizado a las familias de la tripulación asegurándoles que las vías abiertas para conseguir la liberación van "muy bien", según ha explIcado Angelines Mariño, la mujer del patrón, Amadeo Álvarez, quien vive pendiente del teléfono en su domicilio en Pontevedra a la espera de que los piratas permitan hoy de nuevo a su marido ponerse en contacto con ella y su familia, tal y como sucedió en la jornada de ayer.