Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La larga lista de exigencias de Paris

Permiso de armas, piruletas y ketchup figuran entre las imposiciones de Hilton para presentar los MTV rusos

Paris Hilton se sabe estrella y, como tal, gusta de exhibir las excentricidades que cree propias de alguien de su condición. La lista de exigencias que solicitó para viajar a Moscú, donde ayer presentó los premios MTV rusos, era amplia y caprichosa. Piruletas de varios sabores, vodka, Ketchup y un equipo de tres guardaespaldas, formado por dos hombres y una mujer, eran algunas de sus imposiciones. Pero lo que más llama la atención de sus exigencias es el permiso para llevar armas. Máxime, cuando la joven estadounidense no piensa pasar ni una semana en el país.

En el amplio equipaje de Hilton (que a duras penas fue transportado en cinco coches de lujo), no cabían alimentos. La cantante y actriz los solicitó antes de llegar: Productos para preparar tostadas, mayonesa, miel, mostaza, pimienta, sal, azúcar blanco y moreno, café en grano, hojas de té, leche de soja, té frío y caliente con leche y especias, leche con bajo contenido en grasa, batido de chocolate, agua embotellada, coca-cola, tequila y zumos naturales de piña y manzana.

La abundancia de víveres en su habitación no impidió que la cantante acudiera a cenar a uno de los restaurantes más lujosos de Moscú, antes de acudir a la ceremonia, en la que se presentó ataviada con un diseño de lentejuelas de la joven modista Kira Plastínina, hija del multimillonario ruso Serguéi Plastinin.

El doble ruso de Paris

El encuentro de Hilton con su clon ruso, Ksenia Sobchak, habitual de la prensa rosa e hija del desaparecido alcalde de San Petersburgo Anatoli Sobchak, fue sin duda uno de los puntos culminantes de la noche. Pese a que la prensa local siempre compara a Ksenia con la auténtica Paris, no hubo tensión entre ellas.