Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Roca dice que quiere demostrar su "inocencia"

El presunto cerebro del 'caso Malaya', único implicado que seguía en la cárcel, sale de prisión tras depositar una fianza de un millón

El ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca salió ayer a las seis y media de la tarde de la cárcel de Albolote (Granada) tras haber depositado por la mañana un millón de euros de fianza. Roca, el único implicado que seguía en prisión, ha pasado dos años encarcelado acusado de crear una trama de corrupción urbanística en la localidad malagueña. Roca, que abandonó la penitenciaría a pie, escoltado por sus abogados y vestido con un traje de chaqueta, dijo que ahora lo más importante es demostrar su inocencia tras una instrucción "cargada de irregularidades" y acusaciones gratuitas.

El ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca salió ayer a las seis y media de la tarde de la cárcel de Albolote (Granada) tras haber depositado por la mañana un millón de euros de fianza. Roca, el único implicado que seguía en prisión, ha pasado dos años encarcelado acusado de crear una trama de corrupción urbanística en la localidad malagueña. Roca, que abandonó la penitenciaría a pie, escoltado por sus abogados y vestido con un traje de chaqueta, dijo que ahora lo más importante es demostrar su inocencia tras una instrucción "cargada de irregularidades" y acusaciones gratuitas.

El supuesto urdidor de la mayor trama de corrupción urbanística de España dirigió a la veintena de periodistas que le aguardaban a la salida de la cárcel. Roca, que se marchó ayer a Marbella para disfrutar "este momento" con su familia, tuvo palabras de agradecimiento para algunos de sus compañeros de prisión y aseguró que el caso Malaya, se ha caracterizado por su "desproporcionalidad", como si se hubiera pretendido "lograr el Guinnes".

Según Roca, "algunas de las acusaciones son falsas, otras no" y ha aseverado que ahora se conocerá su versión después de dos años de prisión preventiva en los que "sólo se ha filtrado la de la policía y la de la Fiscalía".

Recursos desestimados

Poco antes de su salida, el juez instructor del caso había desestimado los recursos de reforma presentados por la Fiscalía de Málaga, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Marbella contra la fianza. En su escrito, el magistrado del juzgado número 5 de Marbella rechazaba los argumentos al considerar "bastante" la fianza de un millón. Además, recordaba que la fianza ya había sido depositada, por lo que se mantenía la puesta en libertad del procesado.

Al mediodía, los abogados de Roca abonaron la cantidad por medio de una transferencia bancaria. Debido al elevado riesgo de fuga, reconocido por el propio juez en su auto, Roca tendrá que comparecer todos los días en el juzgado y no podrá acercarse a menos de 500 metros de ningún aeródromo público o privado. Con su salida, no queda nadie en prisión preventiva por el caso Malaya. Los familiares y allegados de Juan Antonio Roca han tardado 18 días en reunir el dinero. Durante este tiempo han recurrido a amigos y bancos, con los que han encontrado ciertas dificultades.

Juan Antonio Roca ingresó el 31 de marzo de 2006 en la cárcel de Alhaurín de la Torre (Málaga) por orden del entonces juez instructor del caso Malaya, Miguel Ángel Torres, quien decretó prisión incondicional con carácter preventivo.

Roca está procesado por cohecho, malversación, fraude contra la hacienda pública, blanqueo de capitales como "jefe de la organización", falsedad, tenencia ilícita de armas, tráfico de influencias y prevaricación contra la ordenación del territorio. El juez Óscar Pérez dictó el 27 de marzo un auto -que fue recurrido por la Fiscalía, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Marbella- en el que se cambiaba la situación procesal del ex asesor y se fijaba la suma para eludir la prisión provisional. En el texto, el juez reconocía un "elevado" riesgo de fuga, pero lo justificaba porque el procesado no había huido durante años a pesar de estar implicado en otras investigaciones judiciales.

El magistrado consideraba "razonable" pensar que Roca "dispone de fondos en territorios considerados como paraísos fiscales, sin que tal vez nunca pueda llegar a conocerse con exactitud su alcance al ser" sitios que "dificultan la cooperación (como la isla de Man)". No obstante, argumenta que el ex asesor urbanístico "posee en España una muy elevada fortuna, a través de diversas sociedades que en la actualidad están siendo controladas judicialmente", está casado, tiene dos hijos y siempre ha residido en España.