Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La EMT contabiliza un retraso medio de 90 minutos en los autobuses municipales

La empresa denuncia 12 lunas rotas en seis autobuses, mientras los sindicatos aseguran que "no ha habido ningún problema" y que los servicios mínimos se han cumplido "a rajatabla"

Los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid han sufrido esta mañana, en la segunda jornada de paros parciales convocada por el comité de empresa, una media de 90 minutos de retraso y se han contabilizado 12 lunas rotas en seis autobuses de cinco líneas, según ha informado un portavoz de la EMT. Cerca de 900.000 viajeros se están viendo afectados por la huelga convocada entre los tramos de 00.20 a 2.50, de 5.30 a 8.00 y de 16.30 a 19.00.

El portavoz ha añadido que el paro se ha caracterizado por la "regularidad" en la prestación de los servicios mínimos pero con "impuntualidad" en la salida de los autobuses. En términos generales, el servicio ha tenido un retraso medio de 90 minutos en las cinco cocheras de la EMT. Además, 25 líneas de todas las cocheras, salvo la de Carabanchel, "no han tenido ni un coche en servicio hasta las siete de la mañana", según el mismo portavoz, que ha lamentado el perjuicio que ello ha ocasionado a los usuarios.

Hasta las 13.30, la EMT había contabilizado seis "incidencias" en autobuses, consistentes en la rotura de 11 lunas en cinco autobuses de cuatro líneas de la cochera de La Elipa (32, 113, 140 -dos coches afectados- y 30). Además, un autobús de la Línea 130 también ha sufrido la rotura de una de sus lunas. Por su parte, el portavoz de CC OO en el comité de huelga, Alberto Blanco, ha asegurado que, a la espera de lo que ocurra entre las 16.30 y las 19.00 horas, en los dos turnos en los que ya se ha desarrollado el paro (de 00.20 a 2.50 y de 5.30 a 8.00) "no ha habido ningún problema" y los servicios mínimos se han cumplido "a rajatabla". Los servicios mínimos están establecidos entre el 50 y el 60%, dependiendo de si las líneas coinciden o no con las estaciones del suburbano madrileño.

Las reivindicaciones de los trabajadores

Preguntado por las seis incidencias reseñadas por la EMT, Blanco ha manifestado que en el comité de empresa "no tiene constancia de que se hayan roto lunas". Para evitar colapsos, se ha reforzado el servicio de Metro con el incremento de la oferta de un 5%, pasando de 328 trenes a 346. En el caso de la subred de Metro Ligero, el incremento de la oferta es de un 40%. Igualmente se refuerzan las líneas interurbanas de autobuses, especialmente las que tienen origen en Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Aravaca, Alcorcón, Móstoles, Leganés y San Martín de la Vega. Por otra parte Cercanías se ha comprometido a reforzar las líneas C1, C2, C3 y C5 tanto en hora punta como en hora valle.

El comité de empresa ha solicitado a la dirección una nueva reunión para intentar desbloquear el conflicto. Según han confirmado ambas partes, el encuentro se celebrará mañana, martes, jornada para la que no hay convocados nuevos paros. Por otra parte, los representantes de los trabajadores han solicitado autorización a la Delegación del Gobierno para manifestarse el próximo día 14 entre Atocha y Cibeles, y concentrarse en ésta última plaza el día 18. Para estas dos jornadas está convocada una huelga de 24 horas.

Entre las reivindicaciones presentadas por los trabajadores estos días se encuentran la vigencia del convenio, que solicitan que pase de dos a tres años, subidas relacionadas con el IPC y el complemento salarial. En este punto los trabajadores aceptaron reducirlo de los 180 inicialmente solicitados a 140. Los trabajadores aceptaron dejar fuera de la actual ronda de negociaciones la petición del decreto 902 del Ministerio de Fomento, que determina un descanso en el intermedio de una jornadas de más de 6 horas, y que los trabajadores pedían que se acumulase al final del día para poder salir antes.