Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid gasta seis millones de euros al mes en limpiar 'grafittis'

Puestos todas las pintadas juntas, ocuparían una superficie similar a la Torre Picasso

Los servicios de limpieza de la capital limpian cada mes una superficie de grafittis equivalente a la de la Torre Picasso. Para frenar esta práctica, a la que Ana Botella ha declarado la guerra, el Ayuntamiento ha comenzado ya a tramitar las primeras sanciones contra esta práctica con la nuevas multas de mayor cuantía establecidas por la Comunidad. La delegada de Medio Ambiente ha dicho hoy, al hacer balance del Plan de Limpieza General de la ciudad, que durante dos meses se han limpiado 62.797 metros cuadrados de pintadas, que "no sólo afean la ciudad sino que generan además un coste absurdo que pagan los madrileños con sus impuestos: seis millones de euros, mil millones de las antiguas pesetas".

Botella ha revelado además que, en un 22% de los casos, las superficies limpiadas se han vuelto a llenar de pintadas. Para corregir esta situación, la nueva ordenanza de limpieza que el Ayuntamiento elabora "contemplará un aumento de las sanciones para quienes realicen pintadas y graffitis" aunque, como estas multas figuran ya en la Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid, ya se han iniciado cinco expedientes por pintadas en la ciudad desde el mes de agosto.

5.433 kilos de caca de perro

En la actualidad, estas infracciones son multadas por el Ayuntamiento con un máximo de 150 euros y la nueva ordenanza fijará una multa entre 300 y 3.000 euros y hasta 6.000 en caso de reincidir, sanciones que figuran en la Ley de Medidas Urgentes de la Comunidad de Madrid. Botella ha señalado que el Plan de Limpieza General de la ciudad ha actuado desde el pasado mes de enero en 883 calles de los 21 distritos, en los que se han recogido más de 167.000 kilos de muebles y 47.000 de residuos del entorno de contenedores y 5.433 kilos de excrementos caninos.

Además, los servicios de limpieza han baldeado y barrido una superficie equivalente a 110 campos de fútbol, han aseado 10.300 papeleras y han cambiado las que estaban deterioradas. Botella ha hecho un llamamiento a los madrileños para que "se comprometan con la limpieza en su propio barrio", porque "de ellos también depende que se mantengan limpias las calles y su barrio preserve una buena imagen".

"Si no percibimos que la limpieza es una responsabilidad compartida por todos, de poco sirve que pongamos en marcha planes como éste. Necesitamos su compromiso para que el plan cumpla objetivo", ha señalado la delegada. "No es que se necesiten más medios (de limpieza), lo que hay que hacer es no cometer actos vandálicos", ha apuntado, para recordar que los últimos "destrozos" en la Plaza Dos de Mayo "han costado a los madrileños siete millones de las antiguas pesetas".