Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón: "No dejaré de besar a ninguna persona que quiera regalarme un beso"

El alcalde de Madrid dice en una entrevista con Buenafuente que se irá si considera que ya no puede ser "un instrumento para desarrollar cosas"

"Un beso es un saludo. Y no dejaré yo de besar a ninguna persona que quiera regalarme un beso". En una sincera entrevista televisada con Andreu Buenafuente, emitida esta madrugada en La Sexta, Alberto Ruiz-Gallardón ha hablado de todo un poco.

Por un lado, respecto a sus relaciones con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, con la que el alcalde se besó el pasado lunes en un acto de precampaña del PP, después de un mes sin aparecer juntos, Gallardón ha explicado que "nunca una diferencia, por muy importante que haya sido en política, debe significar la ruptura de una relación personal". "Al final, éste es un trabajo que hay que llevar con profesionalidad", ha añadido.

También se ha referido el alcalde a su amenaza de retirada de la política, que lanzó tras su exclusión de la candidatura del PP al Congreso por Madrid. Gallardón, que asegura que "un político siempre se tiene que plantear poder dejar la política", ha subrayado que tiene "una deuda" con quien le ha puesto donde está, que son "sus compañeros de partido que lo eligieron como candidato y, sobre todo, los ciudadanos de Madrid", pero que se irá si considera que ya no puede ser "un instrumento para desarrollar cosas". "Tengo que ver si puedo cumplir el compromiso, el contrato que he firmado con los madrileños, que es un programa electoral -ha apuntado-. Y si un día veo que soy un obstáculo, creo que, por responsailidad hacia los propios ciudadanos, lo que tendré que hacer es irme".

Gallardón también ha reconocido la gran decepción que se llevó por no ser incluido en las listas de su partido. "Sería un cínico si no dijese que me llevé una desilusión", ha confesado. Pero enseguida se ha replicado a sí mismo: "En esta vida no sólo se aprende ganando", sino que también "se aprende mucho perdiendo" y él ha "aprendido mucho". De hecho, el alcalde de Madrid asegura que quizá tiene más motivos de agradecimiento que si hubiese ido en las listas de su partido.

El regidor ha admitido que le han pasado muchas cosas en política, pero que ninguna de ellas le ha hecho perder la ilusión de conseguir algún día que una opción "desde la moderación" y desde "el centro político consiga el respaldo mayoritario de los españoles".