Francia confirma la detención de cuatro etarras en su territorio

Dos de los arrestados son huidos del comando autor del atentado de la T-4 y los otros dos son las personas que les alojaban

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dado por completamente desarticulado al comando Elurra, el responsable del atentado de la T-4, con la captura ayer en San Juan de Luz (sur de Francia) de cuatro etarras, entre quienes se encuentran Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián, implicados presuntamente en el atentado de Barajas junto a Portu y Sarasola. Los otros dos detenidos, como resultado de la operación conjunta entre la policía francesa y la Guardia Civil española, son José Martínez Mur, un veterano de la banda relacionado con las finanzas de ETA, y su novia Asunción Begoenchea Arano. Ambos alojaban en su casa a los dos etarras huidos.

Iturbide y San Sebastián eran los únicos miembros del comando en libertad después de que el pasado 6 de enero la Guardia Civil arrestara en Mondragón (Guipúzcoa) a sus compañeros Igor Portu y Martín Sarasola. Ambos se alojaban en la casa de Martínez Mur, al que ya se le relacionaba con ETA en los años 80, y cuyo domicilio ha sido registrado esta mañana por la policía. Los servicios de información de la policía francesa alertaron a la Subdirección Antiterrorista (SDAT) de la policía judicial de que San Sebastián e Iturbide se habrían refugiado en casa de Martínez Mur, en San Juan de Luz, en el País Vasco Francés. Efectivos del RAID, cuerpo de elite de intervención de la policía francesa, intervinieron en la operación y neutralizaron a sus ocupantes. En el momento del arresto, los presuntos etarras no portaban armas.

Más información

El ministro del Interior, Alfredo Pérez-Rubalcaba, ha agradecido públicamente en Cádiz, donde se encontraba ayer, "la colaboración de las autoridades francesas una vez más". Por su parte, la ministra francesa del Interior, Michèle Alliot-Marie, ha informado en un comunicado que las detenciones se han producido gracias al trabajo de "un equipo conjunto de información" constituido después del acuerdo que ambos países firmaron recientemente. "Esta acción ilustra la calidad de la cooperación activa entre España y Francia en la lucha contra el terrorismo", explica el comunicado.

Atentado de Barajas

Joseba Iturbide y Mikel San Sebastián integraban el comando que atentó contra la T-4, en el que fallecieron los ciudadanos ecuatorianos Diego Armando Estacio y Carlos Alonso Palate, junto a los detenidos el pasado 6 de enero en Mondragón (Guipúzcoa), Igor Portu y Mattin Sarasola, para quienes el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que instruye el sumario sobre el atentado de la T-4, decretó prisión incondicional el pasado 22 de enero por su participación en el atentado.

Sarasola confesó a los agentes su participación, junto a Portu y San Sebastian, en el atentado de Madrid-Barajas, aunque la implicción de Iturbide no está acreditada. Así, Portu habría sido el encargado de realizar las llamadas de aviso a la DYA, Gara y al Parque de Bomberos de Madrid. La Guardia Civil le incautó tras su detención una nota manuscrita en la que figuraba el teléfono de estos últimos.

Su compañero de comando Mattin Sarasola apareció en la grabación de las cámaras de seguridad del aeropuerto abandonando las instalaciones de la T-4 el día del atentado y portando una maleta y provisto de una peluca castaña, una gorra, una mascarilla y una muleta.

Los cuatro, vecinos de Lesaka (Navarra), integraban el denominado Elurra, formado en 2001 y que había perpetrado atentados desde 2005. Joseba Iturbide trabajaba como peón de albañil, mientras que Mikel San Sebastián había presentado ganado en ferias de Lesaka e Igor Portu trabajaba como técnico de la Mancomunidad de Servicios Sociales de Bortziriak-Cinco Villas. El comando se dedicaba a ayudar a cruzar la frontera de Francia a otros miembros de la banda, así como a la distribución de armas y explosivos entre los miembros de la organización terrorista. En 2005 organizaron su primer atentado, la colocación de un coche-bomba contra la discoteca guipuzcoana Bordatxo, que no ocasionó víctimas mortales pero destrozó el local.

Ocho meses después del atentado de Barajas, Igor Portu y Mattin Sarasola reaparecieron en Castellón haciendo estallar una furgoneta en un olivar al sentirse seguidos por la Guardia Civil. Este comando preparaba un atentado en el complejo comercial de Azca de Madrid en fechas próximas a la detención de Portu y Sarasola.

AP
Las fuerzas de seguridad dan por desarticulado al "comando Elurra" de ETAATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción