Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia condena al etarra 'Susper' a 30 años por intento de asesinato

El antiguo jefe militar de ETA dice que la única solución al conflicto vasco pasa por el diálogo.- Para 'Susper' hablar de superioridad étnica de los vascos es "ridículo"

El Tribunal Especial de lo Criminal condenó ayer al ex jefe del aparato militar de ETA Juan Ibón Fernández Iradi, Susper, a 30 años de cárcel por los disparos a un gendarme en noviembre de 2001 en una zona del suroeste francés.

Los magistrados impusieron al también etarra Antonio Agustín Figal Arranz una pena de 10 años de cárcel, pero le absolvieron del delito de complicidad en el tiroteo al gendarme.

El antiguo jefe militar de ETA, Ibon Fernández Iradi, Susper, declaró ayer ante el Tribunal francés por disparar ocho veces y matar a un gendarme que no quiso hacerlo. "Mi intención no era matar", ha dicho. Susper ha querido rebatir algunas de las declaraciones que se han hecho en el proceso, entre ellos que las acciones de ETA están motivadas por la idea de "superioridad étnica" vasca. "Yo me llamo Fernández. Es un nombre español. Es ridículo hablar de superioridad", ha dicho.

El terrorista ha declarado también que la solución al "conflicto político" que se vive en Euskadi debe solucionarse mediante el "diálogo".

El tribunal que juzga al etarra tiene previsto dictar sentencia esta tarde. La Fiscalía francesa pide 30 años de prisión para Susper, a quien considera culpable del delito de tentativa de homicidio voluntario y otros cargos como pertenencia a banda armada.

El fiscal pide prisión para 12 de los miembros de Batasuna

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido hoy al juez Baltasar Garzón que decrete el ingreso en prisión incondicional de 12 de los 14 detenidos el domingo por tratar de recomponer la Mesa Nacional de la ilegalizada Batasuna, tras su desarticulación el pasado 4 de octubre en Segura (Guipúzcoa). Según fuentes jurídicas, los fiscales Dolores Delgado y Vicente González Mota han pedido para los otros dos detenidos -los tesoreros del Partido Comunista de las Tierras Vascas, Jesús María Aguirre y Sonia Jacinto- fianzas de 30.000 y 20.000 euros, respectivamente, para eludir la cárcel. La Fiscalía asegura que los detenidos son "dirigentes clandestinos" de Batasuna y les acusa de un supuesto delito de pertenencia a la organización terrorista ETA. Antes de la comparecencia de estos 14 detenidos, Garzón tomó declaración como imputado al presidente de Acción Nacionalista Vasca (ANV), Kepa Beriziartua, para quien la Fiscalía solicita una fianza de 20.000 euros por un delito de colaboración con ETA.

Más información