Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero pide perdón a los inmigrantes por los comentarios de Arias Cañete

"Les parece bien que hagan trabajos duros y mal que puedan hacerse una mamografía"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha referido a las palabras que el secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Arias Cañete, ha dedicado este jueves a los inmigrantes. "Les parece bien que los inmigrantes hagan trabajos duros pero les parece mal que puedan hacerse una mamografía", ha dicho Zapatero en un acto del partido en Teruel. Arias Cañete ha criticado que los inmigrantes colapsen los servicios de urgencia de los hospitales y que quienes trabajan en la hostelería sean menos eficaces que los camareros españoles, a la vez que ha apoyado el proyecto del líder del PP, Mariano Rajoy, de que los extranjeros firmen un contrato para comprometerse a respetar las costumbres de los españoles.

El presidente ha añadido que hay que tener "ideas rancias, excluyentes, discriminatorias e incompatibles con la Constitución" para decir lo que ha afirmado Arias Cañete. Zapatero ha pedido perdón en nombre de "todos los españoles" a todas las trabajadoras "sean del lugar que sean", por las palabras del político del PP. El presidente ha añadido que España es un país que defiende la legalidad.

Durante el mitin preelectoral celebrado en el Palacio de Congresos y Exposiciones de la capital turolense, al que han asistido unas dos mil personas, Zapatero ha opinado también sobre la actitud del PP en política antiterrorista durante la legislatura. "Hoy Rajoy no puede ir a ningún sitio a decir que ha sido leal en la lucha contra el terrorismo, y ese hecho estará ahí", ha afirmado el presidente, quien ha añadido que él siempre respetó los intereses de Estado. "Lo hice apoyando a Aznar y la lucha contra el terrorismo por encima de cualquier ambición política", ha insistido.

El líder del PSOE ha repasado también la posición de los populares tras la sentencia del caso de las sedaciones del Hospital Severo Ochoa de Leganés. La Comunidad de Madrid ha defendido que el cese de los médicos del hospital fue una decisión de organización interna. "Este país no tolerará que una minoría radicalizada, como ocurre en Madrid, persiga injustamente a unos médicos por haber tratado de llevar la dignidad hasta el último momento de la vida", ha señalado Zapatero.