Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La precampaña electoral

Rajoy impondrá a los inmigrantes las costumbres españolas

El presidente del PP presenta una propuesta calcada a la de CiU con la idea de un contrato que obligue a encontrar trabajo, aprender la lengua y cumplir la ley

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha prometido que si gobierna creará "un contrato de integración" para los inmigrantes por el cual éstos dispondrán de los mismos derechos que los españoles pero deberán comprometerse a "cumplir las leyes, aprender la lengua y a respetar sus costumbres". Esta idea es muy similar a la que incuyó CiU en su programa electoral para las pasadas elecciones al Parlamento catalán.

En unas jornadas sobre inmigración organizadas por el PP en Barcelona, precisó que el contrato afectará a todo aquel inmigrante que quiera obtener "un permiso superior a un año de residencia en España" y que incluirá el requisito de "regresar a su país si durante un tiempo no logra encontrar empleo".

Asimismo, Rajoy sentenció que "nunca habrá más regularizacones masivas" si él gobierna y que "en España no se va a poder entrar ilegalmente".

Rajoy también aseguró que creará "una agencia (estatal) de inmigración y de empleo que trabajará para atender las demandas reales de las empresas españolas y que tendrá a su cargo la supervisión de la selección, formación y contratación de trabajadores extranjeros con plenas garantías" para ambas partes.

Agencias privadas para facilitar la contratación en origen

En esta línea, comentó incluso que permitirá a las empresas españolas que "puedan disponer de los servicios de agencias privadas de empleo de su confianza" para facilitarles la contratación en origen de los trabajadores extranjeros que necesiten, que llegarían "con contrato y con la formación requerida".

Enseñar la lengua al inmigrante, ayudarle y formarle para encontrar empleo, así como colaborar en su retorno (a su país de origen) si carece de empleo y de medios serán otros derechos que ofrecerá si el PP gobierna, mientras que el inmigrante deberá comprometerse, entre otras cuestiones, "a pagar sus impuestos y cotizaciones y a trabajar activamente para integrarse".