Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pleno del Ayuntamiento de Madrid respalda por unanimidad el plan Prado-Recoletos

"Ninguna diferencia política va a afectar a la ciudad", afirma Gallardón sobre Aguirre, que debe dar su visto bueno a una reforma que lleva cinco años de retraso

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha respaldado esta mañana por unanimidad el plan de reforma del eje Prado-Recoletos, que el 5 de febrero será remitida a la Comunidad para que lo someta a evaluación ambiental. El proyecto, rediseñado por el equipo del arquitecto portugués Álvaro Siza cinco años después de convocado el concurso para remodelar esta zona, nace con un consenso histórico de los tres grupos del Ayuntamiento, que ahora deberá buscar el Gobierno municipal en la Comunidad de Madrid.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón ha intervenido de forma excepcional en el pleno para comprometerse a que consensuará este plan con el Gobierno de la Comunidad de Madrid y asegurar que "ninguna diferencia política va a afectar jamás a los intereses de los ciudadanos de Madrid". Lo aprobado hoy es una propuesta del Grupo Popular que insta a los tres partidos con representación en el Consistorio a que respalden el Plan de remodelación y a que trabajen para impulsar el proyecto, así como una enmienda transaccional de la oposición que propone la creación de una comisión de seguimiento de las alegaciones que se reciban durante el periodo de consulta pública por parte de todos los grupos.

Un plazo que se pondrá en marcha en cuanto la Comunidad de Madrid responda a la documentación que el Ayuntamiento presentará el martes e indique el procedimiento de evaluación ambiental que debe seguir. El paseo del Prado fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de monumento por el Gobierno regional en 1999, cuando lo presidía el hoy alcalde de Madrid. Eso somete a cualquier proyecto de obras a fuertes limitaciones ambientales y de protección del patrimonio. Además, la Comunidad se ha mostrado preocupada por el impacto que tendrá el proyecto en el tráfico de la ciudad. El consejero de Transportes e Infraestructuras, Manuel Lamela, llegó a pedir que se construyera un túnel bajo el Eje Prado-Recoletos para paliar los posibles problemas de movilidad.

"Un plan de todos y para todos"

La delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, ha recordado que el proyecto de Siza, ganador del concurso internacional de ideas de 2004, ya fue presentado a la Comunidad el pasado noviembre. Martínez ha recordado que liberará espacio de la calzada actual para recuperar el Salón del Prado, un espacio peatonal y de zonas verdes para los madrileños. "Éste ha sido desde el principio un plan de todos y para todos, ahora se trata de llevarlo a buen término", ha añadido la concejala, quien ha subrayado la importancia de que los representantes de los madrileños, quienes "han recibido la soberanía para decidir qué modelo de ciudad se quiere", estén de acuerdo en un espacio tan "emblemático e importante".

El portavoz de IU, Ángel Pérez, ha pedido que "ésta no sea una zona de urbanismo distinguido sino que dé ejemplo a toda la ciudad a favor de la gente y en detrimento de los automóviles". Además, ha subrayado las bondades de un proyecto que apuesta por el transporte público, por la mejora del aire, la conservación del medio ambiente y el favorecimiento del parque de El Retiro.

Por otra parte, Pérez ha hecho hincapié en que "éste no es un debate sobre la movilidad de la Comunidad de Madrid, sino sobre la calidad de vida de la ciudad" y abogó por la "coordinación de los recursos que ya se tienen". El portavoz del PSOE, David Lucas, ha añadido que el proyecto es "bueno para una zona especialmente relevante en el plano cultural y social" del país, y ha destacado que las propuestas ciudadanas han "enriquecido enormemente el proyecto".