Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El quiste sebáceo que era un melanoma

El TSJ condena al Sermas por la muerte de una paciente que fue diagnosticada demasiado tarde

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado al Servicio Madrileño de Salud (Sermas) a indemnizar con 75.000 euros a la familia de la paciente D.M.F., que falleció en agosto de 2004, por un melanoma que no fue correctamente diagnosticado en el hospital Severo Ochoa. Le dijeron que el bulto que tenía en el cuero cabelludo y que no paraba de crecer era un quiste sebáceo.

Según una nota remitida a esta web por la asociación Defensor del Paciente, esta mujer, de 44 años, acudió en 2002 al centro de atención primaria del área 9, del Hospital Severo Ochoa de Leganés, al comprobar que tenía un bulto en el cuero cabelludo que, tras un golpe accidental en su domicilio, comenzó a crecer.

Después de que el médico de cabecera le diagnosticara un quiste sebáceo, la paciente acudió en varias ocasiones al servicio de urgencias del Hospital Severo Ochoa, donde siempre se ratificó el diagnóstico. En dos ocasiones le fue drenada"sin realizarle un estudio histopatológico".

En febrero de 2003 fue diagnosticada de melanoma metastásico: hepático, pulmonar, dérmico y ganglionar. El 4 de agosto de 2004, la paciente falleció por esta patología. El TSJM entiende que, por el retraso en el diagnóstico, existió una pérdida de oportunidad, ya no fue intervenida ni sometida al tratamiento adecuado en su momento, y resuelve indemnizar a su marido, A.E.B, por el daño moral causado con 75.000 euros.