Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedraz decreta prisión incondicional para Igor Portu y Martín Sarasola

El juez de la Audiencia Nacional cree que hay "motivos bastantes de la participación de ambos" en el atentado de la T4 en Madrid

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado este martes el ingreso en prisión incondicional de los presuntos etarras Martín Sarasola e Igor Portu por la explosión de una furgoneta en la T-4 de Barajas al haber encontrado "motivos bastantes de la participación de ambos en este atentado", que causó la muerte de los ciudadanos ecuatorianos Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio. Portu y Sarasola, miembros del comando Elurra, han comparecido ante el juez durante aproximadamente un cuarto de hora, aunque se han negado a declarar, así como a realizar varias pruebas caligráficas y de voz requeridas por Pedraz.

Según el auto de prisión, los hechos de los que se acusa a los presuntos etarras son constitutivos de los delitos de terrorismo, estragos y asesinato, por lo que el magistrado ordena la prisión sin fianza de Sarasola y Portu, detenidos el pasado día 6 en Mondragón (Guipúzcoa) y encarcelados desde entonces por orden del juez Fernando Grande-Marlaska.

De acuerdo con la resolución judicial, Sarasola sería quien aparcó la furgoneta en el estacionamiento de la T-4 para que estallara el 30 de diciembre de 2006, mientras que previamente Portu avisó telefónicamente de la explosión a la DYA, el diario Gara y los Bomberos de Madrid.

Negativa a declarar

El auto de prisión aclara que los presuntos etarras "no han negado los hechos", señalando que se han limitado a acogerse a su derecho a guardar silencio. Portu y Sarasola no sólo no han querido declarar, sino que también se han negado a ver el video que muestra la salida de Sarasola de Barajas captado por las cámaras de seguridad. Las imágenes, grabadas por las cámaras de seguridad del aparcamiento, muestran a Sarasola con una muleta y ataviado con peluca y mascarilla, tras dejar el coche-bomba y accionar el temporizador.

Portu no ha querido tampoco someterse a una prueba de reconocimiento de voz y de caligrafía para acreditar que él realizó la llamada a los bomberos del Ayuntamiento de Madrid en la que avisaba de la colocación de la furgoneta bomba en el aeropuerto de la capital. El presunto terrorista ha solicitado la presencia de un intérprete de Euskera para realizar su declaración, aunque finalmente no ha querido hablar.

Tras hacer casi 50 preguntas a los detenidos sin obtener respuesta, el fiscal encargado del caso, Ignacio Gordillo, ha pedido prisión incondicional para ambos, petición que ha sido finalmente atendida por Santiao Pedraz.