Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La campaña electoral salta a YouTube

Los votantes podrán mandar sus vídeos a los espacios de difusión reservados a cada partido

El popular portal de vídeos Youtube tiene previsto lanzar en los próximos días en España un canal dedicado a las elecciones generales del próximo 9 de marzo. Se trata de un canal similar al puesto en marcha en Estados Unidos ante los comicios presidenciales de noviembre.

En el portal español cada partido dispondrá de un espacio para mostrar sus vídeos electorales. También tendrán cabida los vídeos de los ciudadanos en los que éstos planteen propuestas o viertan sus críticas a la labor o las ideas de los políticos.Los partidos podrán responder a las inquietudes ciudadanas con respuestas grabadas en vídeo de los dirigentes de esas formaciones.

El PSOE ha decidido "apostar" por este "nuevo medio de comunicación directa con los ciudadanos" y ha elaborado un vídeo para el portal español de YouTube que pretende ser su "carta de presentación" ante los electores.

"No miente"

Dicha grabación se centra exclusivamente en glosar la figura del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Se trata de imágenes intercaladas -en el Congreso, en cumbres internacionales, en actos electorales-en las que el jefe del Ejecutivo luce su estilo de hacer política y su ya famoso talante. Todo ello aderezado con un cálido sólo de piano y un goteo de subtítulos en los que se va definiendo a Zapatero con frases cortas y concisas ("no miente", "defiende a sus adversarios", "pide perdón", "tiene un plan") con las que el PSOE retrata a su líder en clave política y también personal.

El ejemplo de EE UU

El impacto de Youtube en la política española es aún una incognita. Pero en Estados Unidos el conocido sitio de difusión de vídeos, que apenas cuenta con tres años de vida, ha liderado una auténtica revolución en la manera de hacer y entender la política. Los mensajes de los partidos reciben ahora la respuesta inmediata de los ciudadanos, que a su vez la comparten con el resto de personas, con el riesgo que ello conlleva para la fama y reputación del candidato en cuestión. El poder, en definitiva, está en los electores.

En julio de 2007 Youtube se convirtió por primera vez en una parte importante de la campaña para las elecciones a la Casa Blanca de 2008. En Charleston (Carolina del Sur) se llevó a cabo el primero de un nuevo concepto de debate presidencial en el que cualquiera con acceso a una cámara (incluida la de un teléfono móvil) podía plantear una pregunta a los ocho candidatos demócratas.

Si el fenómeno Youtube de la campaña electoral estadounidense se repite en España, veremos enseguida ingeniosos vídeos ironizando sobre las virtudes o defectos de los distintos candidatos que seguro tendrán un impacto en las encuestas.

Barack Obama, el senador demócrata afroamericano que abandera los mensajes de cambio más entusiastas, tiene una página en YouTube donde ha reunido todos sus videos y desde la que hace proselitismo mediático a través de un sistema de suscripciones que utiliza para enviar sus videomensajes a los electores. Los cerca de 100 clips han recibido hasta el momento más de 850.000 visitas desde septiembre 2007.

Su rival Hillary Clinton parece haberse decantado por otra plataforma, Myspace, aunque con el mismo ánimo de tener un púlpito desde el que ofrecer contenido mediáticos a sus lectores. La ex primera dama ha reunido en otra página varios mensajes vídeos, los links a algunas campañas que promociona, así como un blog personal con el que se presenta, cuenta su vida y dialoga (muy poco) con los usuarios.