Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La posible pista del crematorio de animales

La policía registra un horno donde trabajaba el detenido por intento de secuestro de una niña en Gran Canaria.- Este suceso se suma a las desapariciones de Yeremi Vargas y Sara Morales

El detenido por intentar secuestrar el pasado viernes a una niña de 10 años en Gran Canaria ha sido conducido por la policía científica a un horno crematorio de animales domésticos del polígono de Salinetas, en un inmueble donde el sospechoso, Marcos J. R. C. declaró que trabajaba. El horno llevaba dos meses cerrado, según fuentes de la investigación y está siendo registrado por los agentes.

La Guardia Civil y la Policía Nacional están intercambiando información para averiguar si las desapariciones del niño de siete años Yeremi, ocurrida en marzo del año pasado en Vecindario, y la joven de 14 años Sara Morales, en Gran Canaria en 2006, tuvieran alguna relación con el nuevo intento de secuestro. La Fuerzas de Seguridad han reforzado en los últimos meses la vigilancia en las islas ante la sensibilidad que ha despertado estas desapariciones todavía no resueltas.

En Canarias se ha extendido una psicosis por los raptos de menores. El último intento, que ha terminado con el arresto de Marcos J. R. C., fracasó al poder escapar la niña gracias a los gritos de una vecina que presenció cómo un individuo la sujetaba.

La policía ha sometido desde el pasado martes a varios interrogatorios al detenido, de 37 años, y residente en la capital grancanaria, en busca de nuevas pistas. En una de sus primeras declaraciones se refirió al horno crematorio que hoy están registrando los agentes.

La madre de la menor ha declarado hoy en la comisaría de Las Palmas de Gran Canaria y ha afirmado que pretendía dar su versión de lo sucedido ante las informaciones que se han publicado.

El detenido pasará mañana a disposición del juzgado de Instrucción Número 2 de Telde. La hora de la declaración ante el juez está aún por confirmar, en función de cuando concluyan las investigaciones policiales que se están efectuando. El Ayuntamiento de Telde ha admitido que no descarta que el supuesto raptor esté implicado en otros secuestros o intentos de tales ocurridos en la isla en los últimos años.