Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Identificados 22 trabajadores de limpieza como responsables de los actos de vandalismo en el Metro

Unos 500 empleados se manifiestan por primera vez en los 17 días de huelga.- Las actuaciones de Los Lunnis, canceladas por la suciedad

Una escalera mecánica del Metro, llena de papeles.
Una escalera mecánica del Metro, llena de papeles. ÁLVARO GARCÍA

La Policía Nacional y las cuatro empresas concesionarias del servicio de limpieza de Metro de Madrid han identificado a 22 trabajadores de la limpieza como presuntos autores de actos vandálicos ocurridos en el suburbano desde el inicio de la huelga indefinida.

Mientras tanto, unos 500 huelguistas se han manifestado este miércoles en una marcha que ha partido a las 18.00 horas de Atocha, la primera protesta en la calle en estos 17 días de paros. La negociación sigue rota y el metro, sucio. Tanto, que se han suspendido las actuaciones de Los Lunnis previstas para jueves y viernes en la estación de Chamartín.

En una reunión de más de tres horas que ha tenido lugar la mañana del miércoles entre representantes de las empresas y la Policía Nacional, los primeros han identificado, gracias a las imágenes captadas por las cámaras de seguridad, a algunos de los presuntos autores de los actos vandálicos ocurridos en Metro desde el 17 de diciembre, día que comenzó la huelga convocada por los trabajadores de limpieza. Fuentes de Metro han precisado que los 22 identificados son trabajadores de la limpieza. Metro ha registrado más de 500 actos vandálicos en las últimas dos semanas en diferentes puntos de la red, como vaciado de extintores y de papeleras, vertido de aceites y grasas en torniquetes de entrada, vaciado de papeles y basuras en andenes y pasillos, arroje de contenedores de basura desde la calle al interior de las estaciones, según fuentes del suburbano.

La Policía Nacional está remitiendo los atestados a los juzgados y autoridades pertinentes, quienes llevarán a cabo las medidas legales oportunas. De los incidentes grabados, el más grave se produjo cuando varios piquetes rociaron los torniquetes de la estación de Tirso de Molina con bolsas de aceite y grasa. A consecuencia de ello, varias personas cayeron al suelo mientras accedían y salían del suburbano, episodio que fue grabado por las cámaras internas de la red. Metro de Madrid ya presentó una denuncia ante la Policía Nacional antes de Navidad por el vertido intencionado de basura y diversos actos vandálicos que están contribuyendo, junto con la huelga del personal de limpieza, a incrementar la acumulación de deshechos en las estaciones de la red. Los sindicatos convocantes de la huelga, UGT, CGT, USO, CNT y SUT, han celebrado una manifestación, que ha arrancado a las 18.00 horas desde Atocha, para pedir la estabilidad en el empleo y la equiparación salarial y social del personal del servicio. Según cálculos de este periódico, son unos 500 manifestantes, cifra que los sindicatos elevan a 800.

Estaciones "sospechosamente limpias"

La convocatoria de esta protesta se produjo tras la ruptura de las negociaciones entre las organizaciones sindicales y las empresas concesionarias del servicio de limpieza, que el pasado sábado, tras 22 horas de reunión, no alcanzaron un acuerdo que permitiera desconvocar la huelga. Ante la persistencia del conflicto, Metro de Madrid seguirá exigiendo que se cumplan los servicios mínimos y hará lo posible para que los efectos de los paros se noten lo menos posible. Además, la rescisión de los contratos con las empresas concesionarias (Valoriza, Clece Servicios, Eurolimp y Ferroser) sigue su curso, después de que la pasada semana se iniciaran los trámites, según un portavoz de la compañía del suburbano.

En este sentido, el consejero de Presidencia e Interior, Francisco Granados, ha afirmado que la Comunidad de Madrid "no va a dar ni un paso atrás" sobre su decisión de rescindir los contratos. En la batalla de los trabajadores se ha abierto un nuevo frente, según la CGT: la designación unilateral por parte de las empresas concesionarias de unas "brigadas" para llevar a cabo el trabajo. También asegura la CGT que "cada día aparecen estaciones 'sospechosamente limpias', que no han limpiado los Servicios Mínimos" y que trabajadores incluidos en los servicios mínimos no han cobrado esos días en las nóminas del mes de diciembre. La CGT ha informado además de la apertura en un banco de una "cuenta de solidaridad-caja de resistencia" para ayudar económicamente a los trabajadores de limpieza del Metro a aguantar lo que ya avisan que será un "duro y largo invierno".

Entre tanta basura, Metro de Madrid ha suspendido la actuación musical de Los Lunnis prevista para mañana y pasado en la estación de Chamartín. La empresa ha suspendido asimismo las actividades infantiles programadas para la primera semana de enero en las estaciones de Embajadores y Manuel de Falla, que iban a acoger talleres infantiles en horario de mañana y espectáculos de marionetas, magia y cuentacuntos por la tarde. Según indica Metro en un comunicado, esta decisión es "preventiva ante posibles incidentes y al no presentarse las condiciones adecuadas para garantizar la correcta celebración de las actividades". En su nota, la compañía pide "disculpas de nuevo a todos los usuarios que se están viendo afectados por esta situación", que también obligó a suspender la San Silvestre subterránea que iba a desarrollarse en la madrugada del pasado día 30.