Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un paciente espera seis horas en una ambulancia ante las puertas del Clinic de Barcelona

El director de Urgencias admite que ayer se produjo una situación "excepcional" pero rechaza hablar de "colapso"

El responsable de urgencias del hospital Clínic, Joan Manuel Salmerón, durante la rueda de prensa.
El responsable de urgencias del hospital Clínic, Joan Manuel Salmerón, durante la rueda de prensa. EFE

Seis ambulancias tuvieron que esperar ayer entre 30 y 90 minutos en el túnel de urgencias del Hospital Clínic de Barcelona hasta que se encontró un espacio en el centro para ubicar a los pacientes que transportaban, aunque en uno de los casos esta demora se alargó hasta seis horas. El director de Urgencias, Joan Manuel Salomón, ha reconocido hoy que entre las 12.00 y las 20.00 horas de ayer las urgencias del centro hospitalario vivieron una situación "excepcional" por la gran afluencia de pacientes, incluidos los que fueron trasladados en ambulancias, aunque ha rechazado hablar de "colapso". Salomón ha cifrado en un 10% más las urgencias que atendieron.

En concreto, el hospital atendió ayer 315 urgencias -cuando lo habitual en esta época del año son unas 300-, de las que unas 120 eran de medicina interna -frente al centenar que suelen recibir. "Pese a la mayor afluencia de pacientes, nadie quedó desatendido. Todo enfermo que llega a urgencias es valorado por un médico especialista que decide si debe ser priorizado o no", ha asegurado Salomón en rueda de prensa. Ayer, los familiares de algunos de estos enfermos, con patologías en principio no graves, así como técnicos de ambulancia han denunciado esta situación en declaraciones a TV3.

El responsable del servicio de urgencias ha señalado que en la última semana han aumentado un 10% las visitas a urgencias en general y un 20% las del área de medicina interna. En este contexto, Salomón ha reconocido que ayer se produjo una retención de ambulancias a la entrada del hospital que tuvieron que esperar, según sus cálculos, "entre 30 y 90 minutos" en la camilla del vehículo para poder trasladar a sus pacientes al interior del edificio. Siempre según el hospital, una de estas ambulancias tuvo que esperar hasta seis horas a que el paciente que transportaba encontrara un espacio habilitado en el centro sanitario.

Preven "medidas excepcionales"

Ha subrayado que esta persona no estaba en estado grave ni requería de ingreso hospitalario. "Cuando se agotan los espacios físicos para instalar a los pacientes que vienen por urgencias, los enfermos tienen que esperar en las ambulancias. Intentamos que el tiempo que pasan allí sea el más corto posible y normalmente no están más de 30 minutos", ha apuntado.

El centro sanitario, el que más servicios de ambulancia recibe en Barcelona, asegura que a partir de las 20.00 horas de ayer la situación se fue normalizando y que hoy urgencias desarrolla su actividad con toda normalidad. Salmerón ha asegurado que la sensación de que los enfermos no fueron atendidos está "muy lejos de la realidad" y ha subrayado el buen comportamiento de los profesionales sanitarios.

No obstante, Salomón ha advertido de que los problemas derivados de la gran afluencia de pacientes a urgencia podrían llegar a reproducirse e incluso agravarse la semana que viene, cuando se espera que se den más casos de infecciones respiratorias.

Ante esta eventualidad, ha apuntado que el centro tiene previstas "medidas excepcionales" y que "afinará" sus mecanismos internos para paliar los efectos adversos que puedan producirse. Salomón ha insistido en que los casos de pacientes más graves, afectados por ictus, infartos de miocardio o politraumatismos, son atendidos de manera inmediata en cuanto llegan al hospital ya que existen programas especiales que se activan al instante. Las demoras, sobre todo las más importantes, se dan en casos de patologías que no implican un riesgo vital y en aquellas que "ni tan solo se pueden considerar urgencias". Salomón ha recordado a los ciudadanos que los Centros de Atención Primaria también atienden urgencias no graves.