Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre manda quitar al niño Jesús del belén de la Comunidad

No se colocará hasta Nochebuena y será otra figura, porque la que había no le gustaba a la presidenta

Vista aérea del belén instalado en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol.
Vista aérea del belén instalado en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol. EFE

El belén de la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional, no tiene niño Jesús. Y no porque lo hayan robado o haya sufrido un accidente. Lo ha mandado retirar la propia Esperanza Aguirre. A la presidenta madrileña no le gustó la incongruencia de que estuviera allí sin haber nacido y tampoco la figurita en sí, que criticó por desproporcionada y por tener "las cejas pintadas". Así que se pondrá otra en su lugar, aunque de momento el pesebre esté vacío. El superbelén, inaugurado ayer y que permanecerá abierto hasta el 8 de enero, lo forman más de 400 figuras hechas a mano que ocupan una superficie de 150 metros cuadrados. Se espera que más de 165.000 personas lo vean.

El Nacimiento, el mayor montado hasta ahora por la Asociación de Belenistas de Madrid, fue inaugurado ayer por Aguirre, acompañada por el vicepresidente de la Asociación de Belenistas de Madrid, Fidel Segovia. Durante su recorrido por la composición, la presidenta expresó su deseo de que se retirara del Portal de Belén la figurita del niño Jesús, ya que, según comentó, "no nacerá" hasta el próximo día 25 y, por lo tanto, será en Nochebuena cuando la representación de la Natividad vuelva a estar completa. Sin embargo, no dijo nada de la cabalgata de los Reyes Magos, que siguen en sus puestos a pesar de que no llegarán hasta el día 6.

Ésta no fue la única puntualización de la presidenta que, además, comentó que la figurita del Niño Jesús era demasiado grande, tenía los ojos cerrados y hasta llevaba "las cejas pintadas". Así que en Nochebuena se colocará otra distinta, más ajustada a la imagen de un recién nacido, según indicó el vicepresidente de los Belenistas madrileños. El Nacimiento de la Real Casa de Correos -que podrá visitarse gratuitamente todos los días de 10.00 a 21.00, excepto el 1 de enero- tiene una superficie de 150 metros cuadrados (10 más que el año pasado), pesa más de dos toneladas y en su diseño e instalación han trabajado 45 personas de entre 5 y 70 años, que han tardado 2.500 horas en hacer la composición.

Dos ríos y una gran cascada

Está formado por 400 figuras realizadas a mano artesanalmente en barro cocido y policromado, entre las cuales se encuentran las tradicionales del Misterio, los Reyes Magos y los camellos, los pastores y las ovejas, pero también hay herreros, mercaderes, niños y hasta cigüeñas, un huerto de coliflores y varios tenderetes de ropa. Las novedades de este año, según dijo el vicepresidente de los belenistas madrileños, son la gruta de la Natividad, que ocupa la parte central del Nacimiento; dos ríos -en lugar de uno- que parten de una gran cascada y nuevas figuritas, ya que cada edición se añaden nuevas para ampliar el conjunto, ambientado además con villancicos navideños.

Asimismo, en la parte trasera se han instalado por primera vez ocho diodramas que representan imágenes de la vida de Jesucristo, como las Adoraciones de los Reyes Magos y de los Pastores; los desposorios de la Virgen María o el taller de carpintería de San José, en el que se le ve fabricando una barca ayudado por el niño Jesús. En el Nacimiento de este año no faltan las lavanderas, tal y como comprobó personalmente la presidenta, quien recordó divertida la anécdota de hace unos años cuando, al percatarse de que no estaban estas figuritas y pedir que se pusieran, se produjo una confusión y se instaló alrededor de todo el conjunto la bandera de España. Ella pidió "lavandera", no "la bandera".

En esta ocasión para realizar esta maqueta de gran realismo se han empleado 1.600 kilos de corcho, 160 metros cuadrados de musgo natural, 500 kilos de arena de río, 30 de gravilla y 10.000 tornillos de diferentes tamaños para ensamblar todas las piezas. En las Navidades de los años 2005 y 2006 más de 165.000 personas visitaron el Nacimiento que expuso la Comunidad de Madrid en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol, que espera una cifra similar este año.