Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes irá de número 2 en las listas por Madrid para las elecciones de marzo

El ministro de Economía y vicepresidente segundo confirma que seguirá en el cargo la próxima legislatura si el PSOE gana las elecciones

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, será el número 2 en las listas del PSOE por Madrid para las elecciones generales de marzo próximo. El propio Solbes ha anunciado hoy que continuará en el cargo si los socialistas ganan los comicios, y ha destacado que su compromiso será por toda la legislatura.

Tal como publicó este periódico, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, hizo al vicepresidente económico una doble propuesta ante la cita electoral de marzo: seguir al frente de la cartera económica en las mismas condiciones, esto es, uniendo el cargo de ministro al de vicepresidente segundo, y ser candidato al Congreso en las listas del PSOE.

Solbes, de 65 años, ha dado el sí tras haber pospuesto hacer pública su decisión hasta después de conocerse el resultado de los comicios.

El titular de Economía ha hecho el anuncio de que repetirá en el cargo en respuesta a preguntas de los periodistas tras pronunciar una conferencia en el Foro ABC. Interrogado sobre la posibilidad de formar parte de las listas al Congreso por Madrid, como así será, Solbes respondía que ese dato "no es del todo correcto", aunque se mostraba a disposición del presidente del Gobierno.

En el acto de proclamación de Zapatero como candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno celebrado ayer en Fuenlabrada, el jefe del Ejecutivo volvió a pedir a Solbes que repitiese como ministro de Economía en caso de ganar las elecciones. "Solbes nació para esto, y está claro que todos queremos que siga en esto", dijo el presidente del Gobierno.

Los elogios de Zapatero muestran la estima del jefe del Ejecutivo por uno de los hombres de mayor peso de su Gabinete y su respaldo a una gestión contestada por varios ministros, que han venido presionando en los últimos meses para un mayor gasto social ante las elecciones.