Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

23 detenidos en la Cañada Real acusados de más de 30 robos

Entre los arrestados, todos de nacionalidad rumana salvo un español, hay cuatro menores.- Recuperados medio millón de euros y una gran cantidad de objetos sustraídos en casa y fincas de cinco provincias

Se ha recuperado medio millón de euros y una gran cantidad de objetos sustraídos.
Se ha recuperado medio millón de euros y una gran cantidad de objetos sustraídos. EFE

La Guardia Civil ha detenido en la Cañada Real Galiana de Madrid a 23 integrantes de una banda organizada que se dedicaba al robo en viviendas y casas de campo en varias provincias del centro de España. El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Máximo Díaz-Cano, ha dado a conocer el resultado de la operación, bautizada, Chanete, que fue llevada a cabo por 161 agentes el pasado 19 de noviembre y que se ha saldado con la detención de 22 ciudadanos rumanos, cuatro de ellos menores de edad, y un español.

La investigación, que ha corrido a cargo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Cuenca a raíz de un robo cometido en mayo de este año en Villar de Olalla (Cuenca), ha permitido esclarecer de momento 30 robos en Cuenca, Toledo, Guadalajara, Madrid y Ávila. Se sospecha que los ladrones han podido cometer otros 20 robos más en Salamanca, Segovia, Soria, Burgos y en Cáceres, ha indicado Díaz-Cano, quien ha detallado que en la operación la Guardia Civil ha recuperado medio millón de euros y una gran cantidad de objetos sustraídos.

La demolición de viviendas construidas ilegalmente en la Cañada Real Galiana provocó hace unas semanas graves incidentes entre vecinos y grupos de magrebíes llegados desde otras zonas de Madrid. El modo de operar de los detenidos consistía en desplazase desde la Cañada Real Galiana, el poblado chabolista más grande de Madrid y que hace unas semanas fue escenario de graves disturbios durante un desalojo, a la zona en la que habían decidido actuar, fundamentalmente pueblos poco habitados o urbanizaciones, donde asaltaban viviendas deshabitadas.

Un operativo de 161 agentes

Cuando llegaban a su destino camuflaban uno de los vehículos y el otro lo estacionaban frente a la vivienda elegida con la excusa de que estaba averiado. En el coche supuestamente averiado se quedaba uno de los delincuentes para realizar una labor de vigilancia, mientras que el resto de integrantes de la banda desplazados forzaban las ventanas para entrar en las viviendas. Si llegaba alguien a la vivienda, el vigilante avisaba a sus compañeros, a la vez que entretenía a esta persona para facilitarles la huida. Una vez consumado el robo huían con el coche y en las cercanías cambiaban los efectos sustraídos al segundo vehículo por si alguien hubiera detectado el primero. Según el delegado del Gobierno, la investigación del robo cometido en Villar de Olalla con otros hechos delictivos recientes permitió identificar a los presuntos autores y determinar que la base desde la que operaban estaba en la Cañada Real.

Las características de la zona de actuación hicieron necesario montar un dispositivo especial para su detención, en el que participaron 161 agentes de las comandancias de Cuenca y Madrid, de la Agrupación de Tráfico, del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), del Servicio Aéreo, de la Agrupación de Reserva y Seguridad (ARS) y del Servicio de Material Móvil. Para llevar a cabo la operación, que se desarrolló sin ningún incidente, se contó también con la colaboración de la Policía Nacional y de la Policía Municipal de Madrid, ha precisado Díaz-Cano, quien ha planteado que no se descartan más detenciones. En las viviendas de los detenidos se hallaron numerosos efectos procedentes de los robos cometidos, entre los que se encuentran armas de fuego y armas blancas, televisiones de plasma, joyas, ropa, material informático, herramientas, chimeneas y equipos de música.

De los 30 robos que ya han sido esclarecidos 14 se cometieron en la provincia de Toledo, siete en la de Cuenca, seis en Madrid, dos en Guadalajara y uno en Ávila. La banda ha llegado a usar 15 vehículos para perpetrar los robos, según ha informado Díaz-Cano, quien ha felicitado a la Guardia Civil por la operación desarrollada, en especial a la Policía Judicial de la Comandancia de Cuenca.