Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar afirma que al terrorismo hay que derrotarlo, no apaciguarlo

El ex presidente señala que etarras y extremistas islámicos "coinciden en su vocación totalitaria" durante la presentación de su último libro

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, ha señalado este lunes que tanto el terrorismo islámico como el etarra "coinciden en su vocación totalitaria", ya que ambos persiguen "derrocar a regímenes democráticos". Aznar, que ha presentado en Madrid su último libro, Cartas a un joven español, ha afirmado que la estrategia para combatir a los terroristas pasa por "derrotarles" y no "apaciguarles con negociaciones".

Durante el acto, en el que estuvo arropado por destacados dirigentes del Partido Popular como Mariano Rajoy, Angel Acebes, Manuel Fraga, Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón, Aznar ha asegurado que la negociación con los terroristas es "ineficaz, inmoral, ilegal y contraproducente, porque alimenta el rearme moral de los terroristas". El presidente de la Fundación FAES ha subrayado, además, que todos los terrorismos persiguen un objetivo político y un "objetivo ilegal, inmoral y totalitario".

"Del mismo modo que alguien planifica los atentados de ETA, y decide cuándo, dónde y sobre quién actuar, buscando hacer el mayor daño posible, eso mismo ocurre en los atentados del terrorismo islámico. Alguien también planifica y decide cuándo, dónde y cómo hacer el mayor daño posible para alcanzar su objetivo de derrocar regímenes democráticos", ha explicado.

Según Aznar, al terrorismo de ETA -que busca "destrozar la convivencia pacífica y en libertad en el País Vasco"- se le une ahora el terrorismo islámico, que pretende "acabar con los regímenes democráticos occidentales y sustituirlos por Estados islámicos, en los que impere una única ley, la religiosa musulmana". En este sentido, España "ha sido y es un objetivo de los terroristas islámicos".

Aznar también ha criticado la, a su juicio, falta de principios que ha presidido esta legislatura: "Negociar lo que sea, como sea, con quien sea, da igual. Gobernar de la forma que sea, sin que los principios y valores tengan valor alguno porque no se tienen", ha dicho en referencia al Gobierno socialista. "Al final va a resultar que son marxistas, pero de Groucho Marx, cuando decía: 'Estos son mis principios, pero si no le gustan, tengo otros'", ha comentado.