La viuda de Pavarotti padece esclerosis

La prensa italiana interpreta que el tenor podría haber aumentado la herencia de su mujer para pagar su tratamiento

"Nicoletta Mantovani está en tratamiento por esclerósis múltiple". Lo ha revelado la publicación italiana Chi, citando a un amigo de la familia. La viuda de Luciano Pavarotti, de 37 años, sufre desde hace años los azotes de esta enfermedad. Il Corriere della Sera asegura que la noticia no ha sorprendido a su entorno: "Los que la conocen bien saben que viaja todos los meses a Nueva York. Lo hizo incluso a los pocos días del funeral del tenor, teniendo que soportar todo tipo de conjeturas sin fundamento". El prestigioso médico Saud A. Sadiq la trata en el Centro de investigación de esclerosis múltiple de Manhatan. "Es un tratamiento caro", dice la publicación, que especula con la posibilidad de que Pavarotti aumentara la parte de la herencia destinada a su esposa por esta razón, para asegurarse de que podía costearse los viajes y el tratamiento médico. En la casa de la viuda guardan silencio.

La mujer del dietólogo personal de Pavarotti, Franca Corfini Strata, amiga de la viuda, ha confirmado la noticia: "Lo sabemos desde hace ocho o nueve años".

Precisamente esta semana, salió a la luz que la Fiscalía de Pesaro estudia la posibilidad de abrir una investigación sobre las condiciones mentales de Luciano Pavarotti cuando redactó su último testamento, el 29 de julio pasado.

En el testamento principal del 13 de junio, Pavarotti dejaba el 50% de su herencia a sus cuatro hijas (tres de la primera esposa y otra, fruto de su matrimonio con Mantovani). Este primer documento dejaba un 25% del legado a su viuda y no especificaba el destino del último 25%, de libre disposición, según la ley italiana.

El 29 de julio, asignó ese porcentaje a su viuda, que se convertía en heredera universal con el 50 %del patrimonio del tenor.

Tras su muerte, comenzaron a publicarse todo tipo de especulaciones sobre el tema. En un artículo de prensa, el notario de Pesaro que autentificó los testamentos, Luciano Buonanno, declaró que el último documento "había sido escrito completamente por los abogados de la familia y que, a pesar de su desacuerdo en varios puntos, le indicaron que no cambiase nada".

Buonanno también decía que el tenor estaba tendido en la cama y sin decir palabra cuando se realizó la firma del documento definitivo, el 29 de julio. Pavarotti se limitó a asentir a todas las preguntas que le hizo, añadió.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50