Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La inundación de Marqués de Vadillo, en directo

Metro investiga la filtración de un vídeo grabado por sus cámaras de seguridad

Metro de Madrid ha abierto una investigación para identificar al autor de la filtración de un vídeo interno que muestra la grave inundación que afectó a la estación de Marqués de Vadillo el pasado 22 de mayo y que obligó a cerrar al público las instalaciones durante dos meses. La difusión de estas imágenes atenta contra la intimidad de los que aparecen en ellas, al tiempo que ponen en entredicho la versión del suburbano de que nadie corrió peligro.

El 22 de mayo, una tormenta provocó cortes en los transportes e inundó varios de los nuevos túneles de la M-30. La estación de Metro de Marqués de Vadillo (Línea 5) fue una de las más afectadas. Tras de la rotura de un colector, una riada entró en la estación y destrozó el mobiliario. La estación estuvo durante dos meses por obras, que costaron más de dos millones de euros, aunque los trenes la cruzaban sin detenerse.

Imágenes de lo sucedido se habían visto, pero en ningún caso procedentes de las propias cámaras de seguridad del suburbano. Se trata de un vídeo de más de siete minutos. Un portavoz de la empresa del suburbano ha explicado que se ha tenido conocimiento "hoy mismo" de que las imágenes, pertenecientes al circuito de vigilancia del metro, han sido colgadas en Internet, en concreto en la página de YouTube, por un usuario cuyo revelador alias es hespeaguirre.

¿Corrieron peligro los usuarios?

El vídeo permite seguir toda la secuencia de los hechos, desde que el agua empieza a entrar, al principio ligeramente, hasta que forma un charco de grandes dimensiones, que obliga a los sorprendidos pasajeros que transitan por la zona a pegarse a la pared para evitar encharcarse. De repente, cobra fuerza e inunda con

violencia el pasillo de la estación, llegando a tirar un soporte publicitario con carteles electorales de Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre.

En todo caso, Metro de Madrid insiste en que la rotura del colector que provocó la inundación no es propiedad de la empresa y que, en cuanto se detectó la entrada descontrolada de agua, se procedió a desalojar a los viajeros, sin que éstos corrieran peligro en ningún momento. Por lo que se ve en las imágenes, un gran número de usuarios entran y salen de la estación y no se aprecia que nadie desaloje la estación. La empresa pública ha indicado también que, en principio, sólo los vigilantes de seguridad tienen acceso a esas cintas, pero en este caso hubo una investigación de lo ocurrido, por lo que pasaron por otras manos.

En todo caso, no es la primera vez que se filtran imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del Metro. En noviembre, un empleado de seguridad filtró una pelea en la estación de Oporto ocurrida el 19 de junio. El trabajador fue despedido. A las ocho y media de la tarde, este nuevo vídeo seguía disponible en YouTube, donde había sido visto 1.934 veces y tenía 12 comentarios. Sin embargo, su difusión ha sido mucho mayor, ya que los medios en Internet y la televisión se han hecho eco de la grabación.