Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ertzaintza impide una protesta contra la alcaldesa de Lizartza

ANV había convocado una rueda de prensa para explicar su valoración sobre la prohibición de la manifestación contra la regidora por orden del juez Marlaska. - Anuncian una nueva marcha el sábado

La Ertzaintza impidió a las siete y media de ayer por la tarde a ANV de Lizartza ofrecer una rueda de prensa en la plaza del pueblo para explicar su valoración sobre la orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska de prohibir la manifestación que iba a celebrarse en ese lugar y a esa hora contra la alcaldesa, Regina Otaola (PP), al considerar que tiene un fin ilícito, "menoscabar gravemente el ejercicio de autoridad de la edil". ANV de Lizartza ha anunciado una nueva convocatoria para el próximo sábado a las cinco y media de la tarde contra la alcaldesa de la localidad.

El Departamento vasco de Interior desplegó en Lizartza a cinco dotaciones de la Policía vasca, armadas con material antidisturbios, que señaladon a los que iban a dar la rueda de prensa -quienes estaban acompañados por un centenar de personas- que el acto estaba prohibido, por lo que se trasladaron a un local donde denunciaron la ocupación policial y que se quiera "pasar por encima de la voluntad popular, legitimar la opresión e imponer a Regina Otaola como alcaldesa".

Asimismo, criticaron a PP, PNV y PSE, porque "quieren imponer un proyecto español y una bandera española", y señalaron que no desean un pueblo "con gobernadores como en los tiempos de Franco". Por último, anunciaron que el próximo sábado, a las cinco y media de la tarde, convocarán en Lizartza una nueva movilización bajo el lema "respetad la voluntad de los vecinos de Lizartza".

El juez Grande Marlaska había prohibido la manifestación de Lizartza contra la alcaldesa, a raíz de una solicitud formulada ayer por la asociación de víctimas del terrorismo Dignidad y Justicia, al considerar que el acto tenía "el fin ilícito de menoscabar gravemente la autoridad" de la regidora, según fuentes jurídicas. Grande Marlaska señaló además que la marcha estaba convocada por un ex concejal de Batasuna, en referencia a Iñaki Elduayen, y que se celebraría en "un contexto de coacciones, amenazas y enaltecimiento del terrorismo".