Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero ofrece a Aguirre un pacto sobre carreteras para la región

El Ejecutivo no transferirá la gestión del servicio de Cercanías ni a Madrid ni a otra comunidad, salvo Cataluña, por recogerlo en el Estatut

La Comunidad de Madrid pasará a tener participación en los trenes de Cercanías que pasan por su territorio, así como en la del aeropuerto de Barajas. Además, asumirá la gestión de la M-40. Estos son algunos de los compromisos que la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, ha arrancado esta tarde al presidente del Gobierno, José Luis Zapatero, en la reunión que ambos han mantenido en el Palacio de la Moncloa durante dos horas. Zapatero ha ofrecido a Aguirre la firma, en el plazo máximo de un mes, de un convenio sobre carreteras para la región.

Ese pacto sería negociado con el Ministerio de Fomento e incluiría la licitación "inmediata" de la R-1 (alternativa a la carretera de Burgos), el apoyo del Gobierno central al cierre norte de la M-50 pero con otro trazado, inversiones en carreteras nacionales así como el traspaso de la M-40 ya mencionado. La dirigente popular aseguró que su borrador o propuesta para dicho acuerdo "será entregado dentro de diez días, antes de que acabe la próxima semana".

En el caso de las Cercanías, Aguirre matizó, en rueda de prensa, que el presidente del Gobierno "se ha comprometido" a celebrar antes del 10 de octubre una reunión para dar a la Comunidad de Madrid participación en la gestión y en la planificación de inversiones, pero no así el traspaso de competencias, una excepción que será extensible al resto de comunidades autónomas, según dijo la presidenta autonómica citando a Zapatero. "l me ha dicho que trataría a la Comunidad de Madrid exactamente igual que a las demás comunidades, que no iba a discriminarla", agregó.

La ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, que compareció ante la prensa después de Aguirre ejerciendo de portavoz del Gobierno de la Nación, confirmó que el acuerdo con Madrid no contempla la transferencia de la gestión de las Cercanías y que tampoco se plantea para el resto de autonomías excepto en el caso de Cataluña, que sí la obtendrá por recogerlo expresamente su nuevo Estatuto de Autonomía.

Cataluña sí, Madrid no

A este respecto, Salgado aseguró que lo expresado por Zapatero durante su encuentro con Aguirre es que "las noticias" aparecidas en prensa sobre que se procedería al traspaso de Cercanías a todas las CCAA en plazo inmediato "no se corresponde con la realidad", si bien él "cumple con sus compromisos" y sí concederá el traspaso a Cataluña.

"Resulta un poco peculiar quejarse de disposiciones contenidas en un Estatuto y pretender alcanzar esos mismos traspasos sin Estatuto", advirtió la ministra, quien recalcó que "ello no quiere decir que el futuro no esté abierto para todos", pero que "en el Estatut figura y en el Estatuto de Madrid, todavía de primera generación, no".

Terrenos de la cárcel de Carabanchel

Otro de los compromisos, muy reivindicados, que la presidenta de la Comunidad de Madrid logró en su entrevista con Zapatero fue la cesión de los terrenos donde se asienta la antigua cárcel de Carabanchel para construir un hospital público pero con la condición de que el Ministerio del Interior tenga una parte de las plusvalías para financiar la construcción de nuevos centros penitenciarios.

En el ámbito de las infraestructuras, Aguirre aseguró que el presidente del Gobierno le ha "reiterado su deseo" de que la comunidad autónoma participe en la gestión del aeropuerto de Barajas, pero que no llegaron al "nivel de profundidad" necesario para aclarar si eso supondría dar cabida también a la iniciativa privada.

Asimismo, dijo haber obtenido "apoyo" de Zapatero para construir los dos nuevos aeropuertos que el Gobierno autonómico llevaba en su programa electoral (uno para carga y escuela en lugar del aeródromo de Cuatro Vientos y otro para vuelos privados en sustitución del de Torrejón).

En cuanto a la petición de aumentar las plazas en las Facultades de Medicina, la presidenta autonómica dijo que ésta era una necesidad "inmediata" para que los siete hospitales nuevos que ya están construidos pero aún no prestan servicio tengan médicos suficientes. "Ya carecemos de pediatras y anestesistas", advirtió.

En su turno de palabra, Salgado señaló que esta cuestión compete al Consejo General de Universidades pero que el Ministerio de Educación lo apoya. En todo caso, consideró que, teniendo en cuenta que la formación de un médico puede llevar diez años, "las decisiones", para que se dejaran notar ya, "hubieran debido tomarse durante el Gobierno de (José María) Aznar".

Peticiones sin respuesta

El encuentro no dio satisfacción, sin embargo, a otras aspiraciones de Aguirre, como la construcción de la R-6, aseguró que Zapatero está "en contra" de esta nueva radial, que se plantea como alternativa a la carretera de A Coruña, y dotar a la región de más policías nacionales y guardias civiles. Sobre este último aspecto, la ministra de Administraciones Públicas argumentó que "no sólo se han cubierto vacantes por jubilaciones o traslados", sino que también ha habido un "aumento neto del número de efectivos".

Tampoco quedó contenta Aguirre con los plazos de terminación de la estación de Cercanías que Fomento está construyendo en la Puerta del Sol. "Me ha dicho que se terminará a mediados de 2009", reprochó, "indignada", la presidenta autonómica.

Otros asuntos matizados por Salgado fueron la afirmación de Aguirre ante la prensa de que Zapatero había "reconocido" que el Estado no había invertido "ni un solo euro" en obras públicas nuevas en Madrid y que había tenido a esta comunidad "asfixiada", extremo que la ministra negó rotundamente. "Se está invirtiendo y mucho en esta comunidad, como demuestran las cifras", dijo, para anunciar además que el Plan Estatal de Infraestructuras de Transporte (PEIT) contempla inversiones para Madrid de 3.028 millones de euros, y el apoyo del Gobierno al cierre norte de la M-50.

"El extraordinario impacto ambiental que suponía ese trazado sigue estando ahí. El presidente se ha comprometido a buscar un trazado alternativo que permita cumplir con la conexión entre las autovías de Extremadura, A Coruña y Burgos sin necesidad de ese extraordinario impacto ambiental", recalcó.

Gómez pide a Aguirre una actitud "institucional"

El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha dicho hoy que espera que Aguirre "cambie su actitud de confrontación permanente y adopte una posición institucional" en su reunión con Zapatero.Tras señalar también que espera que de esa reunión "salgan cosas buenas para Madrid", Gómez ha subrayado la "buena voluntad por los asuntos de esta Comunidad" que, a su juicio, demuestra el presidente al recibir a Aguirre antes que a ningún otro presidente autonómico surgido de las elecciones de mayo.

Más información