Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Vive rápido y muere joven

Un estudio ha probado que el desenfrenado estilo de vida de los rockeros aumenta las posibilidades de fallecer prematuramente

Jimi Hendrix, Marvin Gaye, Kurt Cobain o Elvis Presley tienen dos cosas en común. La primera, y más evidente, es que todos han sido ídolos musicales. La otra, que los cuatro murieron prematuramente.

Y no es algo que ocurra por casualidad, ya que un estudio realizado entre más de 1.000 artistas británicos y estadounidenses ha llegado a la conclusión de que las estrellas del rock tienen más posibilidades de morir jóvenes que el resto de la población.

El 'Centro por la Salud Pública' perteneciente a la universidad de Liverpool John Moores ha examinado las muertes de 1.064 músicos ocurridas entre 1956 y 2005.

Alrededor de un 25% de las muertes estaban relacionadas con el consumo de drogas o alcohol. Factores como el estrés, el descenso de la popularidad y la facilidad de acceder a drogas y alcohol contribuyen a provocar comportamientos autodestructivos.

Los cinco años posteriores al alcance de la fama, claves

Los artistas tienen hasta tres veces más posibilidades de morir prematuramente que el resto de la población durante los cinco primeros años de fama. Así ocurrió con Hendrix, Bon Scout, de AC/DC y Sid Vicious.

En el caso de los británicos, si pasan 25 años del el primer éxito obtenido, el artista en cuestión puede estar tranquilo, ya que recuperará la esperanza de vida del resto de los mortales.

Sin embargo, los estadounidenses corren peor suerte, ya que los rockeros de este país tienen el doble de probabilidades de fallecer prematuramente. Es el caso de Carl Wilson, miembro de los Beach Boys y Johny Ramone, de los Ramones, que murieron cuando tenían poco más de 50 años.

El autor del estudio, Mark Bellis, sugiere que los estadounidenses salen peor parados en las estadísticas porque los artistas de este país tardan más años en abandonar los malos hábitos o, bien, porque carecen de asistencia sanitaria.