Cristina Fernández no quiere herencias "ni de Eva Perón, ni de Kirchner, ni de nadie"

La candidata a la presidencia de Argentina ha participado del Foro Nueva Economía junto a los empresarios españoles .- Se ha reunido esta tarde con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero

Cristina Fernández, candidata a la Presidencia de Argentina y esposa del actual mandatario, Néstor Kirchner, ha llamado a los empresarios españoles a seguir invirtiendo en su país, desoyendo las "profecías" pesimistas que auguraban grandes desastres financieros como correlación de la crisis financiera que culminó con el llamado "corralito" de 2001.

La senadora y candidata, de visita en España, ha esbozado los ejes de su programa durante su participación en el Foro de la Nueva Economía. El modelo de su postulación es continuista respecto al del actual Presidente y, según ha explicado, tiene el objetivo de consolidar la recuperación económica de Argentina, lograr la inclusión social de sus habitantes y recuperar la autoestima del país.

Hablando continuamente en primera persona del plural y ante lo más nutrido del empresariado español, Cristina Fernández ha relatado los logros del Presidente Kirchner, que llegó al poder en mayo de 2003 con apenas el 22% de los votos. Es decir, de forma legal pero "con falta de legitimidad política", según sus propias palabras.

Lejos de los vaticinios de desastre, ha subrayado, su marido ha logrado superar la crisis de Argentina, con una deuda "sin precedentes", un desempleo cercano al 30% y niveles de pobreza e indigencia que rondaban el 60% de la población. Actualmente, ha señalado, hay superávit fiscal, el desempleo sólo se cifra con un dígito y la pobreza ronda el 26%, nivel muy alto pero lejano al "vergonzoso" de años atrás.

Tras participar en el encuentro con el empresariado español, la senadora argentina se ha reunido con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en un encuentro de carácter privado. Tras ello, se entrevistará con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, quien le ofrecerá una cena.

España junto a Argentina

Una vez resuelta la conflictividad social de años atrás, Cristina Fernández ha dicho en el Foro de la Nueva Economía que Argentina debe transitar por una segunda fase de profundización en las políticas de inclusión social y de mejora de la calidad democrática y del debate político. Eso, ha dicho, para permitir que la discusión se desarrolle "sin personalizar, sin recurrir a la frase simpática para ocupar un titular y que no aporta nada para mejorar el entorno".

Cristina Fernández de Kirchner, además, ha alabado la política del actual Gobierno argentino en los temas relacionados con la corrupción y los derechos humanos.

Ante quienes la comparan con Eva Perón, ha dicho que la gran diferencia entre ambas es que "yo todo lo que he tenido me lo he ganado con los votos", y su intención no es "heredar nada, ni de Eva, ni de Kirchner, ni de nadie". En todo caso, ha expresado su "gran admiración" por Evita, más allá de subrayar que su figura fue "única, irrepetible", tanto por su persona como por sus circunstancias.

La secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, encargada de presentar a Cristina Fernández, ha expresado su deseo de victoria para la candidata pero ha garantizado, sobre todo y al margen del resultado de las elecciones, que España seguirá al lado de Argentina, "comprometida con su futuro, porque es también nuestro futuro".

Lo más visto en...

Top 50