Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caldera dice que no hay peor "llamada" para la inmigración irregular que la contratación ilegal

España y Senegal renuevan un año más el Frontex y ponen las bases para "varios cientos" de contratos en origen

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha advertido hoy a los empresarios españoles de que "no hay peor efecto llamada" para la inmigración irregular que "la contratación ilegal" y ha subrayado la importancia de fomentar el empleo en origen. Los gobiernos de España y Senegal han acordado hoy renovar por un año más el despliegue del dispositivo Frontex para el control de fronteras y han puesto las bases para la contratación en origen de "varios cientos" de ciudadanos senegaleses por parte de empresas españolas, en el marco del I Encuentro Hispano-Senegalés celebrado durante este fin de semana en Dakar. En lo que va de año ya han sido 540 los contratados y se prevé "multiplicar" esta cifra.

El I Encuentro Hispano-Senegalés pretende fomentar las inversiones españolas en ese país e impulsar la contratación en origen de los trabajadores senegaleses para cubrir la demanda de las empresas españolas y frenar la inmigración ilegal. Caldera ha explicado que en España residen actualmente 40.000 senegaleses, cuya situación es "completamente legal" y que, además, tienen un perfil laboral "extraordinariamente alto y valorado" por los empresarios españoles.

Además, ha defendido la integridad de los senegaleses, que "no dan problemas" y tienen una tasa de comisión de delitos prácticamente nula porque tienen "nobles principios" y "vienen a trabajar".

Caldera ha asegurado que, para el Gobierno español, el control de fronteras es "indispensable" para luchar contra la inmigración ilegal y "proteger la dignidad" de las personas que caen en las redes de las mafias clandestinas pero, al mismo tiempo, ha subrayado, "hay que favorecer los flujos migratorios legales con ofertas de empleo y formación".

En ese sentido, ha avanzado que en este primer encuentro bilateral España se ha comprometido a cofinanciar la puesta en marcha de cinco escuelas taller para favorecer la formación de los senegaleses, una iniciativa que ya se lleva a cabo, desde hace años, en Latinoamérica y que redundará "tanto en los intereses de los empresarios españoles como en el propio tejido económico" de Senegal, ha dicho Caldera.

Renovación del Frontex

Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que también está en Senegal, ha explicado que, durante este viaje, España y el país africano han prorrogado por un año más el acuerdo marco que permitirá que las fuerzas de seguridad españolas que forman el dispositivo de Frontex en este país puedan seguir patrullando.

Rubalcaba ha precisado que España tiene dos patrulleras de la Guardia Civil (la Río Cabriel y la Río Ara, con ocho tripulantes cada una), un helicóptero de la Policía Nacional y un avión (alquilado por el Ministerio de Defensa a una compañía privada) que vigilan aproximadamente unas 400 millas de costa senegalesa.

No obstante, ha subrayado, "no nos sentimos solos, en absoluto", porque Italia y Francia también tienen unidades de vigilancia propias en Frontex, que es un dispositivo que "funciona muy bien, pese a que la complejidad técnica es muy alta".

El ministro del Interior ha avanzado que durante una reunión con su colega senegalés, Ousmane Ngom, ambos países acordaron convocar una Conferencia Regional de Inmigración, en la que no sólo tomará parte Senegal, sino que también participarán otros gobiernos de países subsaharianos, como Gambia o Guinea, entre otros. Según Rubalcaba, con todas estas iniciativas, la intención del Gobierno español es enviar un doble mensaje: "decir a las mafias que vamos a luchar contra ellas y a los jóvenes que deben venir a España de la mano de los empresarios españoles" y no en cayucos.