Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Revilla será de nuevo el presidente de Cantabria tras cerrar un acuerdo con el PSOE

La vicepresidenta será la socialista Lola Gorostiaga

El PRC y el PSOE volverán a gobernar Cantabria esta legislatura tras cerrar hoy un acuerdo que mantiene en la Presidencia de la comunidad al líder regionalista, Miguel Ángel Revilla, y en la Vicepresidencia a la secretaria general de los socialistas cántabros, Lola Gorostiaga.

El acuerdo de Gobierno se ha plasmado en un documento que recoge el programa para los próximos cuatro años, según explicaron a los medios de comunicación los secretarios generales del PRC, Revilla, y del PSOE, Gorostiaga, tras una reunión negociadora que duró unos 30 minutos.

Este documento también incluye un compromiso "explícito" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de dotar a Cantabria de un tren de alta velocidad de Santander a Madrid con las mismas prestaciones y ritmos de ejecución que todas las líneas del norte de España. La conexión de Cantabria con la Meseta por alta velocidad ferroviaria fue la principal reivindicación defendida durante la campaña electoral por Revilla, que llegó a condicionar la reedición del pacto de Gobierno a la ejecución de esta infraestructura.

"Algún retoque" en el reparto de consejerías

El pacto PRC-PSOE establece el mismo reparto de consejerías con el que ambas formaciones gobernaron en la anterior legislatura, aunque con "algún retoque" en la distribución de competencias. Incluye el compromiso para que un socialista sea senador autonómico y otro presida el Parlamento de Cantabria, mientras que los regionalistas ostentarán la Vicepresidencia primera y la Secretaría primera de la Cámara autonómica.

La reedición del pacto de Gobierno se produce tras una negociación que solo ha durado un día y medio porque, según Revilla, existía voluntad de cerrar el acuerdo por parte de ambos partidos, que hace una semana pactaron también el gobierno en coalición de una treintena de ayuntamientos. El presidente en funciones, quien ha subrayado que su partido siempre ha considerado que "la única opción" de Gobierno era con el PSOE, explicó que el acuerdo se ha cerrado sin "mayor dificultad" y ha asegurado que la discusión se ha centrado "en los grandes proyectos para Cantabria" y no en el reparto de cargos.