Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las fotos playeras de la discordia

La revista holandesa 'Party' se disculpa por publicar unas fotos familiares de la princesa Máxima y sus hijas

Unas fotografías de la princesa Máxima de Holanda y sus hijas, tomadas mientras disfrutaban de un tranquilo día de playa, en un lugar de la costa cercano a la Haya, han sembrado la polémica en Holanda. La familia real pidió a la revista Party que no las publicara, por pertenecer al ámbito de lo privado y haber sido tomadas sin su permiso. La publicación siguió con sus planes y publicó el material, alegando que las instantáneas son inocentes y no perjudican a nadie. Ahora, ha echado marcha atrás y ha reconocido que el reportaje gráfico supone una "inaceptable violación de la privacidad".

En las fotografías, publicadas la semana pasada, se puede ver a la princesa, vestida de manera informal con falda negra y camiseta blanca, jugando en la arena de la playa de Scheveningen con sus dos hijas. Las instantáneas se tomaron coincidiendo con el período de baja por maternidad que la princesa de origen argentino disfrutaba desde el 10 de abril, fecha en la que nació su tercera hija.

La casa real ha informado de que publicación de las disculpas es un "primer paso" suficiente para no iniciar por el momento acciones judiciales contra la revista, como planeaban Máxima y su esposo, el príncipe heredero Guillermo-Alejandro.

Hasta ayer mismo, la revista se negaba a tomar cualquier medida de rectificación por haber publicado las fotos, según señaló un portavoz de la casa real. Antes de las disculpas de la revista, la pareja había exigido a la revista una indemnización de 10.000 euros, que donarían a un fin benéfico.

De momento, y hasta que Party no se comprometa a no volver a publicar ese tipo de fotos, la revista quedará excluida de las sesiones fotográficas que periódicamente organizan los príncipes, precisamente para evitar ser perseguidos por los teleobjetivos de los fotógrafos.

Agradecimiento a los ciudadanos

Por otro lado, los príncipes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda han agradecido en una carta publicada hoy en la página web de la Casa Real, el apoyo que recibieron de los ciudadanos durante la corta enfermedad que padeció su tercera hija, la princesa Ariane.

Ariane nació el pasado 10 de abril en La Haya y el 2 de mayo fue ingresada en el hospital universitario de Leiden a causa de una infección en las vías respiratorias, de la que está totalmente recuperada.