Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 27M

Sebastián: "Para Gallardón el urbanismo es un tema personal"

El alcalde de Madrid atribuye a la "desesperación política" el "ataque" a su vida privada del aspirante socialista

El alcalde de Madrid y candidato a la reelección del PP, Alberto Ruiz-Gallardón, ha asegurado esta mañana que no hará "el juego" al aspirante socialista, Miguel Sebastián, al tiempo que ha atribuido a la "desesperación política" el "ataque personal" que anoche lanzó contra él a cuenta del caso Malaya. En el bronco debate electoral en TVE, Sebastián le preguntó hasta tres veces por "sus relaciones" con la abogada Montserrat Corulla, implicada en el caso Malaya, lo que enojó al político popular. Este "ataque" es, para Gallardón, similar al sufrido por su prima Cécilia Sarkozy cuando durante la campaña electoral francesa se airearon sus problemas conyugales con el ya presidente. Poco después, Sebastián ha aclarado que no le interesa "en absoluto la vida privada de Gallardón" y que la conclusión del debate es que para el alcalde "el urbanismo en Madrid es un tema personal".

El momento de máxima tensión se produjo ya avanzado el debate, cuando Sebastián sacó una foto de Montserrat Corulla y le preguntó, por tres veces, si "en algún momento ha mantenido alguna relación con alguna de las personas implicadas en la Operación Malaya acerca de actuaciones urbanísticas en Madrid". Fue un golpe bajo para Gallardón, que reaccionó airado: "Con esa pregunta usted se ha definido". "Hay que estar muy desesperado políticamente", dijo, al tiempo que subrayó que él no trataría de "temas personales" del socialista, puesto que "su vida personal es suya". "No insista por ese camino. No voy a entrar de ninguna de las maneras", añadió a la segunda pregunta. Y a la tercera, tras mostrar su enfado porque se aludiera a "asuntos personales", respondió: "Profesional ninguna".

Definen más "a quien las ejerce que a quien las recibe"

El primero en abordar hoy el asunto, que ha sido muy comentado en los programas de radio de la mañana y en las tertulias televisivas, ha sido el propio Gallardón, que ha pedido a los madrileños, de cara a las elecciones, que "destierren de la vida política determinados estilos de hacer política que nunca se debían haber producido". En declaraciones a Herrera en la Onda de Onda Cero, el regidor ha explicado así lo ocurrido: cuando se gana el debate a través de las ideas y de los argumentos "se corre el riesgo de provocar reacciones desesperadas en los adversarios". "Esas actitudes acaban definiendo más a quien las ejerce que a quien las recibe y lo importante es no hacerles el juego", ha replicado.

Por otro lado, Gallardón ha justiciado haber recurrido a la anterior etapa de Sebastián al frente de la Oficina Económica de la Moncloa para atacarle y ha manifestado que el currículum profesional de los políticos tiene y debe ser conocido, "pero saltar de ahí a la vida privada de las personas es un ejercicio de desesperación política". "Cuando se ha ejercido un puesto de responsabilidad, hay que dar cuenta del mismo. Yo antes de ser alcalde había sido presidente de la Comunidad de Madrid y no podría eludir ninguna pregunta de mi gestión al frente de esa institución; de la misma forma, el señor Sebastián antes de ser candidato fue responsable de la Oficina siniestra, como usted la califica (en referencia al entrevistador, Carlos Herrera) y entiendo que no tiene que eludir preguntas que se le hagan en relación con su comportamiento en las entidades atacadas por esa Oficina. Eso era lo que denunció el ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe", ha indicado Gallardón.

Un caso similar al sufrido por Sarkozy

Asimismo, Gallardón ha comparado las informaciones sobre las desavenencias matrimoniales entre su prima Cécilia y Sarkozy, que salpicaron la campaña electoral francesa, y los ataques "personales" del aspirante socialista. "España no es el único país donde cuando se pierden las argumentaciones políticas, se entra en la vida privada y en los asuntos personales, pero el pueblo francés ha sido sabio, y el día 27 el pueblo de Madrid lo será también, y estoy convencido de que confiará en aquellos que han sabido gestionar la confianza que nos dieron hace cuatro años", ha añadido. Horas después, Sebastián también se ha explicado públicamente. Ha manifestado que no le interesa "en absoluto la vida privada de Gallardón" y ha asegurado que la conclusión que se lleva del debate es que, para el alcalde, "las actuaciones urbanísticas en la ciudad de Madrid son un tema personal".

Por ello, Sebastián ha hecho hincapié en que sólo le preguntó "si como alcalde había mantenido alguna relación con algunas de las personas implicadas en la 'operación Malaya' acerca de actuaciones urbanísticas en la ciudad de Madrid". "Yo no acuso. Le he hecho una pregunta haciéndome eco de una información publicada en algunos medios. Yo tengo derecho a preguntar y Gallardón tiene el deber democrático de responder, y aún no lo ha hecho", ha aseverado. Sebastián indicó que él había prometido una campaña "limpia y programática", pero alegó que el PP se ha dedicado a hacer "un montaje" sobre su persona lleno "de insidias y calumnias, de las que Gallardón se ha hecho eco".

El tercero en discordia anoche en el plató de TVE, el candidato de IU Ángel Pérez, se ha decantado por apoyar a Gallardón al expresar hoy su "repulsa" ante "las prácticas" que utilizó Sebastián. Pérez ha añadido que esos métodos "no han entrado nunca, ni entrarán, en el libro de estilo de IU". Para el candidato de IU, en la política siempre ha existido "un código no escrito de buena conducta" que "rompió" anoche el aspirante socialista.

¿Quién es Montserrat Corulla?

Es una joven abogada que ha sido imputada por el juez Miguel Ángel Torres en el caso Malaya. Corulla, que intentó comprar un antiguo frontón y un palacio con el fin de convertirlos en hoteles de lujo en Madrid, se encuentra de hecho en libertad bajo fianza. Afincada en la capital, es una abogada que trabaja desde hace años para el ex asesor de Urbanismo de Marbella Juan Antonio Roca, en prisión por el escándalo urbanístico. La investigación del caso Malaya ha acreditado que Corulla servía de testaferro a Roca para diversos negocios inmobiliarios. Entre ellos figuran varias propiedades en Madrid que administraba Corulla. La testaferro tenía que resolver diversos expedientes urbanísticos en el Ayuntamiento de Madrid, con cuyo alcalde tenía amistad. Los socialistas plantean que se investigue si Corulla ha usado el nombre de Gallardón para lograr favores urbanísticos del Consistorio de Madrid. Los expedientes facilitados hace meses por la Gerencia Municipal de Urbanismo de Madrid detallaban las gestiones infructuosas de Corulla para conseguir unos permisos que el Ayuntamiento de Madrid no concedió.Fuentes de Ferraz han asegurado que la Dirección socialista conocía de antemano la estrategia de Sebastián y han subrayado que lo que se pretendía era que el primer edil aclarase si sabía que esta abogada "hacía negocios esgrimiendo conocer al alcalde madrileño".

Más información