Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 27-M

El PSOE acusa al Ayuntamiento de Madrid de favorecer dos proyectos urbanísticos vinculados al 'caso Malaya'

El PP de Madrid niega cualquier trato de favor a la abogada Monserrat Corulla, testaferro del presunto 'cerebro' de la trama de corrupción marbellí

El polémico debate que ayer enfrentó en el plató de TVE a los tres aspirantes al Ayuntamiento de Madrid ha sumido la campaña electoral en un cruce de acusaciones entre PSOE y PP a cuenta de la relación personal del actual alcalde y candidato a la reelección, Alberto-Ruiz Gallardón, con una persona implicada en la trama de corrupción en Marbella.

El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Óscar Iglesias, ha acusado esta tarde al Ayuntamiento, en manos del PP, de favorecer dos proyectos urbanísticos relacionados con la abogada Monserrat Corulla, implicada en el caso Malaya y cuyas relaciones con el alcalde de Madrid fueron ayer aireadas por el candidato socialista Miguel Sebastián.

Se trata, según los socialistas madrileños, de actuaciones urbanísticas sobre el edificio del Palacio de Villagonzalo y del frontón Beti Jai, que tendrían relación con la citada abogada.

Respecto del Palacio de Villagonzalo, Iglesias ha explicado que se otorgó la licencia a la empresa Palacio de Villagonzalo S.L, de la que Corulla era administradora única, sin haber realizado el Plan Especial al que obliga la ley, además de dos informes municipales, uno de la CIPHAM (Comisión de Patrimonio) y otro del departamento de zonas protegidas. "Además de incumplir ese requerimiento, queremos saber por qué en la licencia que se otorga se aumenta la edificabilidad y se permite la construcción bajo suelo de un 70% de superficie de parque protegido cuando la ley sólo permite el 10%", ha denunciado el edil socialista.

Iglesias ha explicado que sobre el palacio de Villagonzalo hay tres informes, dos del Ayuntamiento de Madrid y uno de la Comisión de Patrimonio, que establecen que es necesaria la preservación de este palacio y "obligatoria la elaboración de un Plan Especial antes de darse la licencia".

Acerca del Frontón Beti Jai, sobre el que la ley impedía cambiar su uso, Iglesias se ha preguntado por qué "el Ayuntamiento en un primer momento quería expropiarlo para que sirviera a usos deportivos y, de la noche a la mañana, cambia de opinión y empieza a tramitar un expediente para que ese frontón pase a ser un hotel de lujo". En el año 2002 una empresa propone el cambio de uso del antiguo frontón, pero la CIPHAM lo deniega. El alcalde de Madrid lo incluye en el PERCU y anuncia la expropiación para uso deportivo. Es en el año 2004, cuando Corulla pasa a ser apoderada de la empresa que gestiona el edificio, Aguirene S.L, "momento en el que el Ayuntamiento cambia de criterio y propone en el Pleno y a la CIPHAM cambiar el uso deportivo y renunciar a la expropiación del inmueble", según su versión.

El Ayuntamiento de Madrid se defiende

Poco más tarde, el Ayuntamiento de Madrid ha convocado una rueda de prensa para negar cualquier vinculación con la trama de corrupción en el Consitorio de Marbella. La concejala de Urbanismo, Pilar Martínez, ha afirmado que Alberto Ruíz-Gallardón no ha participado ni formal ni informalmente en la gestión del urbanismo de la capital, y para apuntalar sus afirmaciones ha enseñado todos los informes del Consistorio sobre los inmuebles que el PSOE ha puesto bajo sospecha por una presunta relación del alcalde con la testaferro de Juan Antonio Roca.

Martínez ha comparecido en rueda de prensa junto con el vicealcalde del Ayuntamiento, Manuel Cobo, momentos después de que lo hiciera el portavoz de los socialistas. Los colaboradores de Gallardón han explicado que en ningún caso el alcalde ha participado en la tramitación de los proyectos urbanísticos de la capital, por lo que no existe posibilidad alguna de que haya intervenido a favor de Corulla.

"Todos los informes de Urbanismo son estudiados por una comisión donde está representado el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y el Colegio de Arquitectos de Madrid", ha dicho el vicealcalde. "En los expedientes de los que habla el PSOE no se recalificaron grandes edificios ni hubo ningún tipo de modificación importante", ha insistido.

Así, Cobo ha dicho que la actitud del PSOE "sólo está motivada por el nerviosismo" ante los resultados por las próximas elecciones del 27 de mayo. Cobo ha indicado que el juez de la operación de Malaya ya ha observado que la trama "nada tiene que ver con la gestión del alcalde y por tanto no figura en el sumario". "Estamos dispuestos a enseñar todos los expedientes a los que se refirió Iglesias hoy. En todo momento hemos sido transparentes, no hay ningún trato de favor del alcalde", ha zanjado.