Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro imputados en el 11-M se declaran en huelga de hambre

Tres de ellos, procesados como 'cerebros'; otro, como autor material de los atentados

De izquierda a derecha, Youssef Belhadj, Hassan el Haski, Rabei Osman el Sayed, alias 'El Egipcio' y Abdeljamid Bouchard.
De izquierda a derecha, Youssef Belhadj, Hassan el Haski, Rabei Osman el Sayed, alias 'El Egipcio' y Abdeljamid Bouchard.

Cuatro imputados en el 11-M, Youssef Belhadj, Hassan el Haski, Rabei Osman el Sayed, alias El Egipcio y Abdeljamid Bouchard, se han declarado este mediodía en huelga de hambre, según ha podido saber ELPAIS.com. Los tres primeros están imputados como cerebros de los atentados y el cuarto como autor material de los mismos.

MÁS INFORMACIÓN

Los procesados han enviado hoy sendos escritos a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias anunciando su decisión de declararse en huelga de hambre al considerar injustas las acusaciones que pesan contra ellos por su implicación en este procedimiento.En concreto, Bouchar señala en el escrito enviado a Prisiones que inicia la huelga de hambre porque la acusación que pesa contra él es "por puras adivinanzas" y porque "su ausencia de España -supuestamente huyó del piso de Leganés al percatarse de la presencia policial- ha sido malinterpretada, utilizada y manipulada por la Policía y los medios de comunicación para corroborar la versión de la Fiscalía". "Yo no tengo nada que ver con estos hechos, tal como expliqué en mi declaración y no puedo aguantar más esta injusticia", reza en su escrito.

Según han informado fuentes de Instituciones Penitenciarias, hoy no han recibido ningún escrito de los acusados, aunque indicaron que si el envío se lo realizan a través del correo ordinario, tardarán unos días en recibirlo. Además, estas fuentes han indicado que están intentando averiguar el destino al que los acusados han remitido su comunicación e insistieron en que no tienen constancia de este anuncio.

Los cuatro procesados han colocado además durante unos instantes un cartel en el cristal del habitáculo blindado que rodea el banquillo de los acusados en la Sala de la Audiencia Nacional que juzga estos hechos en el que justificaban su decisión en el hecho de no poder "aguantar más" su actual situación. Momentos antes, otro de los procesados ha colocado otro cartel, que al igual que el primero sólo permaneció visible unos segundos, en el que se pedía a los periodistas presentes en la sala que les "dejen en paz" y que investiguen a las fuerzas de seguridad "que son las culpables".

Por otra parte, el abogado de uno de los imputados, que no participa en la protesta, ha asegurado que el instigador de la huelga de hambre es Hassan el Haski y que éste llevaba, al menos, tres semanas intentando convencer a sus compañeros de banquillo para que se sumaran a su iniciativa.

Acusación de Manjón

Por otra parte, la portavoz de la Asociación 11-M Afectados del Terrorismo, Pilar Manjón, ha acusado hoy a algunos de los abogados de la acusación en el juicio del 11-M de estar ejerciendo de "defensas" y les ha recordado que en este caso "no está ETA, aunque nos hayan llevado a tres etarras". Manjón ha participado hoy en un desayuno con la prensa, junto con el consejero vasco de Justicia, Joseba Azkarraga, quien le entregará hoy el premio "Manuel de Irujo" de Justicia, otorgado por el Gobierno Vasco. La portavoz de las víctimas ha dicho que es "triste" que sean las acusaciones las que "están buscando a ETA", como responsable del atentado, por lo que les ha recordado, de la misma manera que ayer lo hiciera el juez del caso, que "allí no está ETA", y ha añadido: "Aunque nos hayan llevado tres etarras. Espero que ya lo hayan oído". En este sentido, ha dicho no entender que algunos de los abogados hayan llevado a cabo actuaciones que "no llevaban al esclarecimiento de la verdad, pero que sí nos hacían daño a las víctimas".

La sesión más breve

La sesión de hoy del juicio por los atentados terroristas del 11-M se ha centrado el tráfico telefónico entre la célula islamista supuestamente responsable de la masacre y la trama asturiana. Ha sido la sesión más breve en lo que va de proceso. En ella se ha analizado el informe de los peritos sobre el tráfico telefónico entre algunos de los procesados, considerados miembros de la célula islamista que perpetró la masacre, y varios teléfonos, tanto móviles como de cabinas públicas, localizados en Asturias.