Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paris Hilton, condenada a 45 días de cárcel por violar su libertad condicional

La famosa heredera había sido detenida el pasado septiembre por conducir sin carné y bajo los efectos del alcohol

La famosa heredera Paris Hilton ha sido condenada a 45 días de prisión por un tribunal de los Ángeles por haber violado los términos de su libertad condicional, impuesta por conducir en estado de embriaguez y sin carné. La joven, figura constante en la prensa del corazón por su animada vida nocturna, recibió la sentencia con lágrimas en los ojos que, rápidamente, cubrió con unas gafas oscuras antes de abandonar el tribunal.

El juez Michael T. Sauer fue duro y contundente en su sentencia, siguiendo la recomendación que la fiscalía presentó el pasado 30 de abril. Aún así, en lugar de proceder al inmediato encarcelamiento de la estrella de la prensa rosa, ofreció a la joven que se entregue voluntariamente para cumplir condena antes del próximo 5 de junio, fecha límite para presentarse en la cárcel. En caso de que Hilton no cumpla con este requerimiento, la condena será automáticamente ampliada a 90 días.

La rica heredera de la cadena de hoteles que lleva su apellido ha llegado a esta sentencia tras continuos incidentes con la policía, relacionados con infracciones de tráfico. Hilton, de 26 años, fue detenida por conducir bajo los efectos del alcohol el pasado mes de septiembre, cargos que aceptó en enero, cuando fue sentenciada a 36 meses de libertad condicional así como a asistir a un curso de reeducación en materia de alcohol y al pago de una multa de 1.500 dólares (unos 1.100 euros).

Sentencia contundente

Desde entonces, y tras haberle sido retirado su permiso de conducir, la actriz y cantante ha seguido conduciendo, a pesar de haber sido parada en tres ocasiones por la policía. La fiscalía pedía ahora su encarcelamiento, solicitud que el juez ha concedido de manera contundente, sin dar a Hilton otra alternativa que no fuera la cárcel. Sauer condena a Hilton a cumplir condena en la prisión de mujeres del condado de Lynwood (California), cuyo régimen penitenciario es más severo que en los centros de la ciudad.

Hilton se dirigió en tres ocasiones al juez, asegurando que no lo hizo a propósito y que había recibido instrucciones de su portavoz, Elliot Minz, de que podía seguir conduciendo si era por motivos laborales, explicaciones que no convencieron al magistrado.

Tras escuchar la sentencia, la madre de Paris, Kathy, se acercó a los representantes de la fiscalía e, irónicamente, preguntó si les podía pedir un autógrafo. Tampoco ayudó mucho a Hilton el hecho de llegar diez minutos tarde a la audiencia, celebrada en medio de una gran cobertura por parte de los paparazzi.