Blanco reprocha a Rajoy haber olvidado en su discurso a las víctimas de Irak y del 11-M

El líder del PP defiende que la manifestación del sábado fue un acto absolutamente cívico y democrático

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha reprochado hoy el presidente del PP, Mariano Rajoy, no haber dedicado ni una palabra a las víctimas de la guerra de Irak y del atentado del 11-M, durante el discurso que pronunció ayer en la manifestación que el principal partido de la oposición protagonizó contra la decisión del Gobierno de conceder la prisión atenuada al etarra Iñaki de Juana Chaos.

Más información

El número de manifestantes -337.000 personas, según los cálculos de El PAÍS, 342.000, según la delegación del Gobierno, y 2.125.000, según la Comunidad de Madrid- fueron "la mitad de los que han muerto en la guerra de Irak", según Blanco, que también ha lamentado que el líder del PP no dedicara "ni un sólo minuto" a las víctimas del 11-M en su discurso.

Por su parte, Rajoy ha participado esta mañana en el homenaje a las víctimas del 11-M, tres años después de la matanza. Al término del acto, el líder del principal partido de la oposición ha defendido la protesta de ayer, un acto "absolutamente cívico y democrático", donde la gente "expresó su indignación de una manera muy serena y pidió un cambio en la política antiterrorista".

El máximo representante del PP ha defendido a los participantes en la protesta, cuya indignación se debía a "algunas decisiones que no son aceptables en un país democrático". "La gente pidió un cambio en la política antiterrorista. La manifestación fue una demostración de civismo, de democracia y del ejercicio de un derecho de una manera tranquila y civilizada", ha señalado.

Semana de debates

Las escenas de confrontación entre los dos grupos políticos mayoritarios del país volverán a repetirse esta semana en el Congreso de los Diputados, donde tendrán lugar hasta siete debates sobre la concesión del segundo grado penitenciario al etarra. El martes, tres días después de la manifestación, el Grupo Popular abrirá su ofensiva forzando una votación en la sesión plenaria sobre la decisión de Interior.

La semana parlamentaria arrancará ese día con la comparecencia en comisión del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para explicar su decisión "personal" de conceder la prisión atenuada al preso de ETA, debilitado tras más de cien días en huelga de hambre. En esa comparecencia, según pretende el PSOE, saldrá a relucir también la política penitenciaria de los gobiernos del PP en relación con los presos de ETA, lo que permite augurar aún mayor tensión entre los dos grandes partidos.

Lo más visto en...

Top 50