Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite el alcalde de Alhendín tras ser imputado en la trama de corrupción urbanística

El ex edil de Urbanismo fue detenido y puesto en libertad bajo fianza dentro de la misma trama

Fotografía tomada el pasado 28 de febrero del ya ex alcalde de Alhendín (Granada), José Guerrero.
Fotografía tomada el pasado 28 de febrero del ya ex alcalde de Alhendín (Granada), José Guerrero. EFE

El alcalde de Alhendín (Granada), José Guerrero (PP), ha presentado su dimisión tras haber sido imputado por el juez que investiga la presunta trama de corrupción urbanística en el municipio, la misma que ya llevó a la detención y posterior puesta en libertad bajo fianza del ex edil de Urbanismo. Según han confirmado fuentes del PP, el hasta ahora alcalde comunicó anoche a la dirección del partido su decisión de dimitir, que argumentó en su pretensión de "defenderse" y de "no hacer daño" a la formación, que ya había ratificado la pretensión del alcalde de presentarse a la reelección a la alcaldía.

En su comunicación con el partido, según han agregado las mismas fuentes, Guerrero, que no citó su imputación en el caso (es posible que todabía no lo supiera), manifestó a la dirección que tanto él como su familia se sentía "presionada" y que ese motivo también pesaba en su decisión. El ex alcalde ha sido citado a declarar como imputado el día 23 por el titular del Juzgado de Instrucción 2 de Santa Fe (Granada), que le atribuye los delitos de prevaricación y cohecho.

La alcaldía la asumirá temporalmente el presidente local del partido, Francisco Rodríguez, hasta que se designe a un nuevo candidato a las próximas elecciones municipales, según el PP, que aún no ha tomado una decisión al respecto. Guerrero había asumido el jueves pasado las áreas de Urbanismo y Economía, que quedaron vacantes al dimitir Manuel Fernández tras ser puesto, dos días antes, en libertad bajo fianza de 18.000 euros por estar acusado de los delitos de cohecho, prevaricación, prevaricación urbanística, fraude y exacciones ilegales, y alteración de los precios en concurso público.

Una comisión del 1,5%

Después de que el ex concejal de Urbanismo comunicara al partido su decisión de dimitir, el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, informó en rueda de prensa de que mantendrían a Guerrero como candidato a la reelección, al no existir -hasta entonces- "ninguna imputación contra él". Según informa hoy la prensa local tras haberse levantado el secreto de sumario, el juez sospecha que el ex concejal de Urbanismo recibió presuntamente un piso en la urbanización Vista Nevada de Armilla, propiedad de la empresa Frai, a cambio de favorecer la aprobación de un proyecto urbanístico para la construcción de más de mil viviendas pese a que incumplía aspectos urbanísticos.

Además del piso, que la empresa mantiene que fue arrendado, el ex edil recibió supuestamente una comisión del 1,5% por mediar para que el Ayuntamiento expropiara una parcela y la sociedad Parque Empresarial de Alhendín pudiera obtener la aprobación municipal para la reparcelación del polígono industrial Marchalendín. La investigación judicial, en el marco del cual se intervinieron escuchas telefónicas al ex concejal, se inició en mayo de 2006 a raíz de una denuncia anónima, si bien el PSOE también denunció ante la Fiscalía varias actuaciones presuntamente irregulares.

Entre otras, el PSOE acusaba al Ayuntamiento del PP de haber hecho que las arcas municipales perdieran 16 millones de euros al "malvender" por nueve los terrenos del polígono industrial de Marchalhendín, valorados por los técnicos en 24,25 millones, además de "obviar" la titularidad pública de los caminos que los atraviesan, valorados en 750.000 euros, para "dárselos de regalo al promotor de la obra".