Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El catalán, con sexo entra

La Generalitat subvencionará una serie de cintas eróticas para difundir el catalán

El Gobierno de Cataluña va a subvencionar una serie de largometrajes eróticos para contribuir a la difusión de la lengua catalana. La asignación será de 14.700 euros para el popular cineasta Conrad Son, muy conocido en Cataluña por sus filmes pornográficos en que los actores hablan en un limpio catalán normativo. El director ha señalado que va a rodar dos cintas eróticas tituladas Laura no está sola, Memoria de pez y El mar no es azul, según el diario The Guardian

Los actores se embarcan en numerosas aventuras sexuales, como una en la que una chica “religiosa, devota y trabajadora” que se encuentra semanalmente con un extraño y que se inica, entre otras prácticas, en el sexo lésbico.

Las cintas se etiquetarán como “films eróticos para mujeres”, aunque una, según el cineasta catalán, tratará sobre un ejecutivo: “es para las mujeres que quieren entendernos”.

Tanto Son, que simpatiza con los independentistas y que anuncia en su web que ofrece “porno en catalán”, como el Gobierno catalán sostienen que los filmes no son pornografía.

Son argumenta que, como experimentado productor pornográfico, puede determiner dónde está el límite. La existencia de argumento y unas escenas de sexo “no explícitas” siginifican que son artísticas en vez de pornográficas, ha añadido.

Fe de errores
La Secretaría de Política Lingüística de la Generalitat de Cataluña ha aclarado que las ayudas que se mencionan en la noticia ya han sido concedidas. En 2005 el Gobierno autonómico subvencionó un film erótico con 10.000 euros para "gastos de edición, sincronización del audio en catalán, y creación de títulos". En 2006, la productora Conrad Son Media recibió 5.000 euros de ayudas para "gastos relativos de exhibición" de las tres películas citadas.