Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Suiza 'invade' Liechtenstein por error

Un batallón del Ejército suizo se adentró ayer en el minúsculo principado sin que nadie allí se percatara de su presencia

Suiza es un país conocido por su tradicional neutralidad política y militar. Y su Ejército, cuya existencia mucha gente desconoce, no pasa de ser una anécdota en una de las naciones más ricas del mundo y sede de multitud de organismos internacionales.

Pero lo anecdótico se transformó ayer en noticia cuando un batallón de 170 soldados de infantería suiza penetró por despiste en el vecino principado de Linchestein, cuyo peso específico en la política internacional es aún menor si cabe que el de Suiza.

Del incidente se ha hecho eco hoy el periódico británico The Guardian, que cita al suizo Blick, que asegura que los militares se adentraron más de dos kilómetros en territorio extranjero. Tímidamente y sin hacer mucho ruido, volvieron sobre sus pasos cuando se dieron cuenta de su error de cálculo.

Un portavoz del Ejército suizo ha confirmado hoy los hechos, pero ha confiado en que el incidente no derive en un conflicto diplomático con su siempre bien considerado vecino de Liechtenstein, un minúsculo principado en el que habitan apenas 34.000 personas. Enseguida las autoridades de Liechtenstein, que hace frontera por el este con Suiza, han quitado hierro al asunto, y de hecho, en un ataque de sinceridad, han reconocido que ni se habían percatado de la presencia de los uniformados.

Markus Amman, portavoz del Ministerio del Interior, ha justificado con estas palabras que nadie en el principado diera la voz de alarma: “No nos atacaron con helicópteros o cosas así”.

En un escenario más que improbable de intento de anexión suiza de Liechtenstein, nadie duda de que sería un paseo militar. El principado tiene un tamaño cuatro veces inferior a las islas Canarias y, lo más importante, carece de Ejército. Quizá si vuelve a ocurrir algo así se replanteen la posibilidad de tenerlo.