Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

'Nadie me quita mis vacaciones en Castellón'

Carlos Fabra (PP) recupera al cantante Luis Aguilé para promocionar la provincia con un vídeo que causa furor en Internet

El presidente de la Diputación de Castellón y del PP provincial, Carlos Fabra, ha rescatado del olvido al cantante argentino Luis Aguilé (Buenos Aires, 1936) para la nueva campaña de promoción turística de la provincia. Aguilé interpreta la canción Nadie me quita mis vacaciones en Castellón -extraída del disco Homenaje a la provincia de Castellón, grabado expresamente para la ocasión- ataviado con una americana azul, corbata amarilla, pañuelo rosa y gorra blanca. Una imagen que traslada al estupefacto oyente a la España de los 70, del boom turístico y del destape. Aguilé emplea las mismas armas de seducción que entonces, marcándose unos discretos bailecitos al ritmo de una pegadiza melodía que incluye perlas como ‘Puede esperarme Miss Universo en su habitación; yo con mi chica, que es un amor, me voy feliz a Marina d'Or’.

El vídeo de la canción mezcla tomas en primer plano del incombustible Aguilé con imágenes promocionales de los lugares más emblemáticos de Castellón, centrándose en su mayor reclamo: las playas y el sol. El vídeo-clip arranca con un atardecer en una sugerente playa que enseguida da paso a los primeros consejos de Aguile aderezados con ritmos caribeños con toques verbeneros. El cantante da razones de peso para visitar Castellón. La primera: “Puedo privarme de ir a París y nunca más ir a un strip-tease [...] pero nadie me quita mis vacaciones en Castellón". Después hace uso del manual de vividor a un pasito de la jubilación para reconocer que “puedo dejar de beber alcohol, pero dejar la costa de Azahar no lo consiente mi corazón”

Un éxito en Youtube

Al margen de juicios estéticos y artísticos, el vídeo de la canción, colgado en YouTube.com, ya ha registrado más de 30.000 visitas, y se ha convertido en tema de conversación en multitud de foros en Internet. Algunos internautas se muestran entusiastas con la idea y exaltan el momento freakie que destila toda la grabación. Otros, en cambio, se escandalizan por el hecho de que con dinero público se promocione una “aberración urbanística” como Marina D’Or.

La desenfadada canción de Aguilé forma parte de una campaña para dar a conocer Castellón en la que la Diputación se ha gastado 9.867 euros, informa María Fabra. La institución adquirió 3.000 copias del disco Homenaje a la provincia de Castellón y el propio Fabra agasajó al cantante en un acto con gente mayor. Carlos Fabra esta siendo investigado por la Fiscalía Anticorrupción debido a unas denuncias de tráfico de influencias formuladas por el empresario Vicente Vilar, antiguo amigo suyo.