Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una militar española muere en Afganistán tras pasar su convoy sobre una mina

Otros dos miembros del Ejército han resultado heridos en la explosicón en Shindand, al sur de Herat

Una militar española ha muerto hoy y otros dos miembros del Ejército han resultado heridos en un ataque sufrido por un convoy de vehículos militares en las inmediaciones de al localidad de Shindand, en Afganistán. El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, ha dicho hoy que una mina de alta potencia ha sido la causa de la explosión que provocó la muerte de la soldado.

La fallecida es la soldado Idoia Rodríguez Buján, de 23 años y natural de Nodar, Lugo. Los otros dos heridos, el alferez César Muñoz Pantoja, y el cabo Jorge Liaño del Río, están fuera de peligro según las primeras informaciones transmitidas desde la zona. Los tres soldados viajaban en una ambulancia blindada (BMR) dentro de un convoy formado por otros cuatro BMR que realizaban una misión de apoyo a los equipos italianos (OMLT) que instruyen al Ejército afgano. El suceso ha tenido lugar pasadas las 12.00 horas (hora peninsular española). La ambulancia circulaba en cuarto lugar. En su interior viajaba el equipo médico compuesto por una teniente médico, un alferez ATS, una soldado conductor y un cabo.

Tras expresar sus condolencias a los familiares de la soldado y su apoyo a los heridos, el ministro de Defensa ha subrayado el compromiso del Gobierno con la misión "noble y decente" de Naciones Unidas en Afganistán, donde -ha asegurado- "vamos a seguir aportando esfuerzo" para la reconstrucción del país.

La soldado fallecida y los dos heridos han sido trasladados a primera hora de esta tarde por un helicóptero a la base española de Herat. El cadáver de la soldado llegará a España el próximo viernes a bordo de un avión de las Fuerzas Aéreas Españolas que sale esta noche hacia Afganistán. El Ministerio de Defensa ha informado hoy de que hacia las 23.00 horas parte un Boeing 707 de la Base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) con destino a Manás (Kirguizistán) y en el que viajan un médico y un ATS.

Hoy también en Afganistán, un soldado de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) ha muerto durante enfrentamientos en el sur del país, según han informado fuentes de la Alianza Atlántica, que dirige la misión. La OTAN no ha precisado la nacionalidad del soldado fallecido, aunque la mayoría de las tropas desplegadas en esa zona proceden de Reino Unido o Canadá. Esta región sufre de un activo movimiento insurgente dirigido por los talibán que el año pasado dejó 4.000 muertos.