Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conde-Pumpido afirma que la reunión de Ibarretxe con Otegi "no constituye un delito"

El PNV convoca una manifestación de apoyo al 'lehendakari' antes de su declaración ante el Tribunal de Justicia del País Vasco el próximo 31 de enero

La portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azkarate, ha asegurado que no tenía "ningún comentario" sobre la reunión mantenida ayer entre el lehendakari Ibarretxe y Arnaldo Otegi, aunque ha matizado que "el diálogo es la única forma de encontrar soluciones para el futuro". Tras el consejo del Gobierno vasco, la portavoz ha recordado que "el diálogo con Batasuna y con ETA fue respaldado en su momento por el Supremo, y las declaraciones de Conde Pumpido (fiscal general del Estado), lo ratifican". Conde-Pumpido ha asegurado que las reuniones del lehendakari con Otegi no son "integradoras de delito".

En un desayuno informativo, Conde-Pumpido ha recordado que la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha estimado reiteradamente que este tipo de entrevistas no constituyen delito alguno, posición que -ha dicho- ha sido refrendada además por el Tribunal Supremo al no admitir una querella "que pretendía criminalizar este tipo de reuniones". Por otra parte, sobre el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK), ha indicado que jurídicamente siguen sin concurrir los requisitos para su ilegalización, aunque ha recalcado que si ante las próximas elecciones municipales "se aprecia que se pretende utilizar esta carcasa como instrumento a través del cual defraudar la Ley de partidos instaremos la ilegalización de esa candidatura".

Por otra parte, en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, el portavoz socialista en el Congreso López Garrido ha señalado que "hay que esperar" a las explicaciones de Ibarretxe sobre "qué pretendía" con la reunión que ha mantenido con el líder abertzale. "Desde luego, no es una práctica que el Gobierno o el PSOE recomendaría, porque Otegi no ha condenado el atentado. No es una práctica recomendable", ha puntualizado López Garrido.

La reunión de Ibarretxe y Otegi sería la segunda entre ambos políticos desde el atentado con furgoneta bomba que causó dos muertos en Madrid el pasado 30 de diciembre y con el que ETA puso fin a su alto el fuego de nueve meses. En el encuentro habría estado también presente el dirigente de la formación ilegalizada Rufi Etxebarria. Fuentes de Ajuria Enea consultadas no han querido confirmar la celebración de la cita.

La reunión tuvo lugar en el Palacio de Ajuria y se ha celebrado apenas nueve días antes de que Ibarretxe acuda al Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) para prestar declaración por la causa abierta contra su persona por reunirse el pasado mes de abril precisamente con varios responsables de la formación ilegalizada entre los que figuraba el propio Otegi.

"Diálogo con todos"

El presidente vasco aseguró el viernes pasado que iba a continuar trabajando para intentar generar "una nueva oportunidad para la paz" y precisó que entre sus iniciativas en pos de esta objetivo se encuentran los mecanismos de participación social puestos en marcha durante los últimos días y el diálogo "con todos, insisto, con todos, y cuando digo con todos es con todos". Ibarretxe dio a entender de esta manera que entre sus contactos iba a estar presente Batasuna. Esta presencia no es una novedad, ya que el lehendakari viene manteniendo de forma ininterrumpida reuniones discretas con la izquierda abertzale desde la tregua de marzo y, de hecho, el diario Gara informó a principios del mes de enero que el presidente vasco y el líder de Batasuna habían tenido un encuentro.

La actividad política de Otegi no ha bajado de intensidad con el atentado de ETA, sino todo lo contrario. Y es que, según las distintas informaciones publicadas, el portavoz de la formación ilegalizada ha mantenido desde el 30 de diciembre reuniones y contactos con responsables de partidos políticos como PNV, EA y PSE, además de las referidos encuentros con Ibarretxe.

Apuesta por un fin dialogado

Ibarretxe acudió también el pasado jueves a Madrid para reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Ambos políticos acercaron posturas para la nueva etapa de política antiterrorista tras el último atentado mortal de ETA. Zapatero se reunió en La Moncloa durante dos horas con el lehendakari para analizar la actual situación y acordar la unidad como táctica para enfrentarse a la banda terrorista tras la ruptura del alto el fuego permanente. Ibarretxe opinó ante el presidente del Gobierno que, pese a lo ocurrido, habría que mantener algún puente que permitiera recuperar en el futuro el diálogo para el fin de la violencia. Ambos coincidieron en la necesidad de la unidad política para hacer frente a la nueva etapa, y más considerando la cerrada postura que mantiene el PP para alcanzar acuerdos sobre política antiterrorista.

Apoyo a Ibarretxe

La Asamblea Nacional del PNV, reunida ayer en sesión extraordinaria y urgente, ha aprobado por unanimidad un documento titulado Compromiso con la democracia. En defensa de nuestras instituciones en el que considera que la llamada a declarar al lehendakari, Juan José Ibarretxe, por parte del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, es una "grave intromisión abusiva del poder judicial en el ámbito de la política democrática". Por este motivo, entre otras medidas, el PNV ha convocado una manifestación para el próximo lunes, día 29, en Bilbao.

El texto aprobado plantea que la llamada a declarar por parte del TSJPV a Ibarretxe, por su reunión en abril con el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, "va reduciendo gravemente los espacios de decisión de las instituciones públicas", en lo que, añade, es un "afán de acaparar, ilegítimamente, la vida política, exhibido por determinados representantes de la justicia".

Esta actitud de un sector de la judicatura, a juicio del PNV, "puede derivar en auténtica criminalización de la propia actuación política para la que han sido legítimamente elegidos los representantes de la voluntad popular, con consecuencias graves para el sistema democrático".

Además del documento aprobado, la asamblea del PNV también ha acordado iniciar una campaña de recogida de firmas En defensa de las instituciones. La campaña se extenderá durante los próximos 30 días y se ha iniciado con la firma de los propios miembros del EBB y la Asamblea Nacional. El documento de defensa institucional será propuesto mediante mociones en el Parlamento Vasco, Juntas Generales y Ayuntamientos.

Respecto a la manifestación del día 29, la asamblea ha señalado que deja en manos de la Ejecutiva del PNV, el EBB, "la búsqueda del más amplio consenso", para lo que, ha añadido, "se han iniciado ya contactos entre los partidos políticos del arco parlamentario". A todas estas medidas, se suma una invitación general a la ciudadanía para que acompañe al lehendakari el miércoles día 31 en el Palacio de Justicia de Bilbao, donde se producirá su testimonio como imputado.