Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expulsada de 'Gran Hermano' la concursante británica acusada de ser racista

Jade Goody ha sido muy criticada por proferir insultos racistas contra la actriz india Shilpa Shetty

La audiencia del popular y controvertido Gran Hermano británico de famosos ha expulsado del concurso a Jade Goody, fuertemente criticada por proferir insultos supuestamente racistas contra la actriz india Shilpa Shetty.

Goody, que se dio a conocer al ganar en 2002 la versión original del Gran Hermano, ha sido finalmente la derrotada en su duelo televisivo con la estrella de Bollywood (el Hollywood indio), a la que se había enfrentado con dureza verbal en diversas ocasiones.

La tensión generada por las acusaciones de racismo y las protestas del público, que superaban ya hoy las 36.000, hicieron que los responsables del programa de la emisora Channel 4 prohibieran la presencia de público a la salida de la concursante.

"¿Quién tiene la última palabra? Tú", rezaba el anuncio de la gala de expulsión en el que se invitaba al público a decidir quién sería el próximo concursante en abandonar el recinto de los "famosos".

Con la expulsión se pone fin a la difícil convivencia entre las dos concursantes que han alcanzado mayor popularidad por las tensiones raciales e incluso de clase de las que han sido testigos no sólo los británicos, sino también ciudadanos de otros países.

La polémica no se ha limitado al Reino Unido, sino que ha llegado a la India, donde está de visita el ministro británico del Tesoro, Gordon Brown, quien, ante la magnitud del escándalo y las protestas que ha suscitado en ese país, se ha visto obligado a intervenir.

Aunque supuestamente, al margen de lo que ocurría fuera de la casa, la concursante que había provocado más protestas por su comportamiento con la invitada india adoptó el jueves un tono conciliador, ha pedido disculpas a su rival y se ha fundido con ella en un abrazo.

"Sé que lo que ha pasado no ha sido agradable para ti, y que nos dijimos muchas cosas la una a la otra el otro día", ha dicho Goody, que ha asegurado que "ella no juzga a la gente por su color de piel" y que lo que dijo no llevaba ninguna intención racista.

Shetty, que había asegurado antes no sentirse discriminada racialmente, ha aceptado las disculpas y ha comentado que no creía que Goody fuera racista. "Hay sin duda un choque de culturas", ha reconocido la actriz india.

Al margen de la polémica internacional, lo ocurrido ha tenido también efectos económicos, como la decisión de la empresa de servicios de telefonía The Carphone Warehouse de suspender el patrocinio del Gran Hermano de Famosos, cifrado en casi 4,5 millones de euros.