Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

Llega a Ecuador el avión con los restos de Diego Armando Estacio

La segunda víctima ecuatoriana de ETA en Barajas será enterrada hoy en su localidad natal

Guayaquil (Ecuador)

Los restos mortales de Diego Armando Estacio ya están en Ecuador. El avión de la Fuerza Aérea Española que trasladaba el cadáver del segundo ciudadano ecuatoriano asesinado por ETA el 30 de diciembre en el aeropuerto de Barajas ha aterrizado a la 1.40 (7.40 hora peninsular española) en el aeropuerto de Guayaquil, donde ha sido recibido por delegados de la Embajada española y del Gobierno ecuatoriano.

El féretro será velado hoy en Machala y enterrado mañana en esa misma ciudad costera en la que nació Escacio hace 19 años.

La secretaria española de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, que ha encabezado la delegación oficial que acompaña a la familia a Ecuador, ha trasladado el dolor de las autoridades españolas por la muerte de Diaego Armando y de Carlos Alonso. "En este momento, tan lleno de emoción, una vez más Ecuador y España, dos pueblos tan unidos, también estamos unidos por el dolor, por la pérdida de dos de sus hijos", ha explicado a los periodistas ecuatorianos.

Además, ha recordado que el Gobierno no "dejará desamparados" a los familiares de las dos últimas víctimas de ETA "para todo aquello que necesiten". El trato que recibirán los dos fallecidos será el de "cualquier otro español que es objeto de violencia terrorista", que incluye subvenciones estipuladas en las leyes de España en favor de las víctimas de actos de este tipo y sus familiares directos.

En el Boeing 707 fletado por el Ejército español, viajan también 29 familiares (entre ellos varios niños), tres psicólogos del SAMUR, la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí; la directora de Organismos Multilaterales e Iberoamérica, Anunciada Fernández de Córdoba, y el director general de Asuntos Consulares, Miguel ?ngel de Frutos.

Los equipos de rescate que trabajaban en el aeropuerto de la T-4 desde el pasado sábado recuperaron el cadáver de Diego Armando 31 horas después de localizarlo en el interior de su coche, que quedó sepultado tras la explosión de una furgoneta-bomba colocada por ETA en el módulo D del aparcamiento.

Según el informe preliminar de los forenses, Estacio murió por una insuficiencia respiratoria, que pudo originarse por la inhalación de gases o por aplastamiento, ya que el coche en el que se encontraba estaba sepultado bajo toneladas de escombros.

Justicia

Pese a la tristeza y el agotamiento, Jacqueline Sivisipa, la madre de Diego Armando, pidió justicia y agradeció a todos la ayuda prestada, especialmente al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a los bomberos que extrajeron el cuerpo de su hijo de entre los amasijos del aparcamiento.

Diego Armando Estacio Sivisapa, ecuatoriano de 19 años, sentía pasión por el fútbol y por el Barcelona y tenía una ilusión: comprar algún día un piso para vivir con su novia, Verónica Arequipa. Trabajaba en el sector de la construcción en Madrid, donde emigró hace cinco años con su padre, Winston, poco después de que su madre se trasladase a Italia en busca de trabajo.

Diego Armando dejó atrás la casa de Machala, en la que vivía con su hermana, padres y abuelos maternos, y comenzó una nueva vida en España, país en el que estaba regularizado y plenamente integrado. El sábado pasado acudió a Barajas junto a su novia, también ecuatoriana, para recoger a la madre de ella y a otros familiares, que venían del país andino pero se quedó descansando en el coche, en el aparcamiento de Barajas, donde ETA había colocado una bomba.

Diego Armando Estacio y su compatriota Carlos Alonso Palate son las dos primeras víctimas mortales de la banda terrorista en más de tres años y medio y las primeras de nacionalidad ecuatoriana.